Secciones
Síguenos en:
SIGUE EL SUSPENSO EN CONCORDATO DE PRODUCCIONES CINEVISIÓN

SIGUE EL SUSPENSO EN CONCORDATO DE PRODUCCIONES CINEVISIÓN

Con la queja de que el Instituto Nacional de Radio y Televisión (Inravisión) los está chantajeando para obtener el dinero de su deuda a cambio de firmar el acuerdo concordatario, los directivos de Producciones Cinevisión cerraron ayer la última audiencia concordataria sin lograr un acuerdo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de abril 1996 , 12:00 a. m.

El Gerente de la productora, Luis Felipe Arenas Canal, dijo que demandaron la resolución de caducidad que el Instituto emitió sobre el contrato de arrendamiento de los espacios de televisión que les habían adjudicado hasta 1998.

La caducidad se decretó por el incumplimiento en el pago de la facturación por parte de la empresa, que entró en concordato en junio de 1995.

Arenas Canal sostiene que no se pagó la deuda con Inravisión porque la admisión en concordato no lo permitió, pues todos los activos de la compañía se congelaron desde el momento en que se dictó el auto por parte de la Superintendencia de Sociedades.

A junio, la empresa le adeudaba al Instituto aproximadamente 940 millones de pesos por concepto de emisión. Cuando se declaró la caducidad del contrato Inravisión aplicó una cláusula penal pecuniaria que elevó la deuda en 1.300 millones de pesos.

Sin embargo, el total de esta acreencia es de 2.900 millones de pesos porque está pendiente la deuda postconcordataria por la facturación hasta octubre, cuando la programadora salió del aire.

Cinevisión ofreció pagarle 1.400 millones de pesos al Instituto, a través de Colmena, pero la entidad oficial se negó a aceptar esa propuesta.

Como Inravisión fue el único acreedor que no estuvo dispuesto a firmar la fórmula de arreglo concordatario, la audiencia se suspendió y la Supersociedades comenzará el proceso de graduación y calificación de créditos para determinar en qué orden serán pagadas las obligaciones una vez se liquiden los bienes de la empresa.

Al finalizar la audiencia, el apoderado de Inravisión, Erich Guerra, dijo que era posible lograr un acuerdo privado si la productora ofrecía una suma razonable, pero no especificó qué monto estarían dispuestos a aceptar.

Según Luis Felipe Arenas Canal, el contrato de emisión que caducó era el principal activo de la empresa y el patrimonio actual no es suficiente para responder por los más de 5.000 millones de pesos que adeuda.

La propuesta concordataria consistía en integrar los patrimonios de Cinevisión y de la firma Desarrollar S.A,, accionista de la productora, para pagar las deudas de la empresa.

Ese patrimonio está representado en 21 lotes ubicados en el municipio de Suba, los cuales se entregarían en fiducia a Granfiduciar para que emitiera títulos fiduciarios a cada uno de los acreedores por el monto de su deuda.

En tanto se califican los créditos, los directivos de Cinevisión intentarán llegar a un acuerdo privado con Inravisión.

Si esto no se logra es probable que los más perjudicados sean los actores a quienes les deben cerca de 27 000.000 de pesos, pues estarían en el último orden de prelación de pagos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.