Secciones
Síguenos en:
ALERTA EN CHOCÓ POR GUERRILLA INDÍGENA

ALERTA EN CHOCÓ POR GUERRILLA INDÍGENA

Bajo la custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) quedará hoy el niño indígena que había sido reclutado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias Indígenas del Pacífico (Farip) y que logró escapar en días pasados para entregarse a un inspector de Policía en Baudó (Chocó).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de abril 1996 , 12:00 a. m.

El menor de 14 años presentaba huellas de maltrato provocadas por largas jornadas de trabajo rozando monte, según lo comprobó el médico legista que lo examinó.

Las autoridades no han logrado precisar cuánto tiempo permaneció bajo las órdenes de esta agrupación insurgente, de la cual solo se sabe que desde hace sólo dos años pretende reivindicar los derechos de las comunidades indígenas del Pacífico.

En sus inicios las Farip fueron orientadas por las Farc, las cuales utilizaron a ocho indígenas del frente 34, que opera en los límites entre Antioquia y Chocó, para trabajar y conseguir adeptos entre los indígenas chocoanos.

En Chocó se organizaron cerca de 60 aborígenes que se establecieron en el bajo Atrato y que con el tiempo se desplazaron hasta la zona de los ríos Baudó y Juradó, en la costa pacífica chocoana.

Las informaciones oficiales indican que este grupo se dedica a la extorsión, incluso en coordinación con el Epl.

En la cárcel Anayanci de Quibdó permanece desde el 22 de enero José Vidal Cértiga Guillermo , considerado el segundo hombre de la organización y quien fue capturado por el Ejército en la carretera Panamericana.

De las Farip no se había vuelto a escuchar nada hasta hace 15 días cuando apareció el menor, quien presentaba laceraciones en las manos y ampollas de sangre causadas por el uso del machete en trabajos forzados.

Además registraba una cicatriz en la rodilla derecha, al parecer producida por golpes del comandante guerrillero Mario por no prestar guardia.

El niño reveló que en su grupo hay otro menor de 12 años que lleva ya dos en la guerrilla y que lo utilizan como escolta, dado que despierta poca desconfianza.

Sobre su militancia en el grupo guerrillero explicó que fue obligado luego de que lo sacaron de su casa.

Después de seis meses de reclutamientos fue negada por las Farip una petición de su familia de dejarlo regresar a casa.

Hace 15 días, al quedar a disposición de la Fuerza de Tarea del Chocó, con la colaboración del Ministerio Público, se comenzó a gestionar el futuro del menor.

La procuradora departamental Josefa Córdoba Palacio, quien no ocultó su temor por la suerte del niño, expresó también su preocupación por la confirmación de que en Chocó la guerrilla está reclutando niños indígenas.

La funcionaria sostuvo que la situación de orden público en el Chocó se tornó muy delicada y como prueba de ello reveló que en días recientes se descubrió en un barrio céntrico de Quibdó una bomba estilo sombrero chino que se pretendía poner en el Palacio de Justicia. De no haber sido desactivada cerca de 5.000 personas habrían muerto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.