ABRUMADA POR LA DEUDA, NISSAN TRATA DE RECUPERAR GLORIAS PASADAS

ABRUMADA POR LA DEUDA, NISSAN TRATA DE RECUPERAR GLORIAS PASADAS

Hace nueve años, un libro titulado El ajuste de cuentas comparó el ascenso de Nissan Motor Co., segundo fabricante automotriz de Japón, con el deterioro de Ford Motor Co., la segunda empresa automotriz de Estados Unidos. Hoy, es Nissan la que enfrenta un ajuste de cuentas.

21 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Ford está en un muy buen momento , dice el presidente de Nissan, Yoshifumi Tsuji, al recordar que el año pasado las ganancias de Ford fueron iguales a las ganancias combinadas de los 11 fabricantes de autos de Japón. Me gustaría que pudiéramos mostrar ese nivel de ganancias .

Pero eso parece muy poco probable porque Nissan está en graves aprietos: tiene una deuda de US$37.200 millones, acumulada durante su impetuoso crecimiento de fines de los años 80 y principios de los años 90. Lo que Nissan debe supera la deuda acumulada de los Tres Grandes de Detroit: GM, Ford, Chrysler. Nissan registrará su tercera y mayor pérdida anual en sus operaciones internacionales el año fiscal que termina el 31 de marzo.

En Japón, Nissan ha perdido parte de su cuota de mercado en los últimos cinco años. En México, donde posee una planta manufacturera con 10.500 empleados, ha sufrido una paliza desde la devaluación del peso. En Europa, donde tiene plantas manufactureras en Gran Bretaña y España, la lentitud de la recuperación ha afectado fuertemente a las ventas. Hasta en EE.UU., su mercado de mejor rendimiento, las ventas han sufrido fuertes vaivenes.

La secuela del peso mexicano La devaluación del peso mexicano podría dejar a Nissan con pérdidas globales de unos US$370 millones en el último año fiscal, estadística que confirmó confirmada por un portavoz en EE.UU. La devaluada moneda mexicana hace aumentar el precio en pesos de muchos de los componentes japoneses que Nissan exporta a México. También ha debilitado fuertemente el poder de compra de los mexicanos.

El mercado mexicano está muerto , dice Don Spetner, vicepresidente de Nissan. Hace poco, Nissan trasladó parte de su producción de motores de México a EE.UU. por razones de costos, dijo Yoshikazu Kawana, vicepresidente ejecutivo de operaciones internacionales.

Nissan también tiene una planta con 400 empleados en Perú, cuya economía, en fuerte contraste con México, está en pleno auge.

Desgraciadamente para Nissan, los malos tragos de los últimos meses_incluido el cierre de una planta en Japón, algo sin precedentes_ tienen un sabor peor aún por la afiebrada alza del yen. Cada vez que el valor del dólar cae en un solo yen, los ingresos de Nissan caen en más de US$86 millones, según portavoces de la empresa.

Para que Nissan logre al menos cubrir sus pérdidas, aunque termine con cero beneficios este año fiscal, que concluye el próximo 31 de marzo, la tasa de cambio tendría que estar a 95 yenes por dólar. Pero el yen ha subido un 18% desde el primero de enero y ayer se cotizó a 83,14 a últimas horas de la tarde.

La audaz expansión internacional de Nissan debería ayudarle a compensar el alza del yen, aunque hasta ahora ha perdido dinero. Las operaciones de EE.UU. y de Gran Bretaña serán rentables en el futuro cercano , dice Tsuji.

De hecho, los 11 fabricantes automotrices de Japón sufren de problemas y compiten por rebajar sus costos para compensar el alza incesante del yen, que encarece a los automóviles que venden en los mercados internacionales. Mazda Motor Co. es el más vulnerable de porque exporta el 60% de sus automóviles fabricados en Japón; fuera de Japón, tiene poca capacidad manufacturera. Este mes cerrará sus fábricas dos días debido a una caída en las ventas en EE.UU.

Posición riesgosa Pero Nissan, fabricante de mucha mayor envergadura, está en una posición especialmente riesgosa debido a su débil capacidad financiera. Nissan fue durante mucho tiempo el niño mimado de las automotrices japonesas. La rápida expansión de la empresa en los años 80 hizo que sus costos se fueran por las nubes, dejando atrás a rivales como Toyota Motor Corp., el número uno, Honda Motor Co. y Mitsubishi Motors Corp.

La cuota de mercado de Nissan ha caído en tres puntos porcentuales durante los últimos cinco años, a alrededor del 21% del mercado de autos de pasajeros de Japón. En años recientes no hemos podido fabricar autos que se ajustaran a las necesidades del cliente , se lamenta Kawana, icepresidente de Nissan.

Los problemas de Nissan suscitan comentarios en Detroit, centro de la industria automotriz de EE.UU. Si Nissan estuviera en este país, ni siquiera existiría , dijo Robert Eaton, presidente de Chrysler Corp., en una entrevista en enero.

Tsuji responde que los males de su empresa no son necesariamente fatales. Chrysler, dice, no debería criticarla porque necesitó garantías de préstamo del gobierno para ayudarle a salir de sus problemas. Es posible que tenga que enfrentar nuevas situaciones difíciles , dijo Tsuji.\ (VER TABLA NISSAN EN CIFRAS: VENTAS, GANANCIAS Y RENDIMIENTO ACCIONARIO)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.