LA ONU ESCUCHARÁ A ESTUDIANTES CALEÑOS

LA ONU ESCUCHARÁ A ESTUDIANTES CALEÑOS

La creación de grupos científicos que se encarguen de realizar diagnósticos sobre los daños ecológicos y la adecuación de zonas territoriales alternativas para el desarrollo mundial sostenido, así como la creación de un impuesto a la contaminación, fueron entre otras las propuestas de los representantes de la Organización de las Naciones Unidas que deliberaron ayer en Cali.

29 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Se trata del II Modelo de la Naciones Unidas, desarrollado por más de 90 alumnos de 11 colegios de Cali, que durante ocho meses se prepararon para elevar su propuesta al mundo sobre la recuperación del medio ambiente.

Los alumnos se dedicaron desde septiembre a conocer qué es la ONU, sus funciones y su incidencia en la política y economía mundial. Así mismo, concentraron gran parte de su tiempo en conocer los países que tienen asiento en la sede de la organización. El objetivo era prepararse con todas las de la ley para realizar la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1995, que se celebró ayer en el colegio Los Cañaverales.

Para la elaboración de las ponencias se tuvo como base el trabajo realizado en la conferencia de Río de Janeiro en 1992. De esta manera, cada delegación de los países participantes puso en claro la posición de su nación con respecto a los problemas ambientales.

La convocatoria inicial tuvo la participación de 35 colegios, pero en la selección solo 12 clasificaron. El colegio Alemán representó a Alemania; el Liceo Francés a Australia y Francia; el Centro de Educación Antonio Nariño (Cecan) a Bélgica; Colegio Jefferson a Canadá y Brasil; Colegio Bolívar a Chile y Finlandia; Luis Horacio Gómez a Colombia; Colegio Inglés de los Angeles a España y la India; San Luis Gonzaga a Reino unido; Colegio Hebreo a Israel y Holanda; Colegio Los Cañaverales a Japón e Italia; Gimnasio La Colina representó a Cuba.

El colegio Americano, que tenía la responsabilidad de representar a los Estados Unidos no asistió a la convocatoria por lo cual quedó suspendido para participar en la asamblea del próximo año.

Para los jóvenes representar un país y sentar su posición frente a la realidad del mundo, más en el aspecto ambiental, no es un juego. Se trata de entregar la posición de la juventud frente a los conflictos que enfrenta la comunidad mundial.

Lorena Balanta, estudiante del colegio Cecan, dijo que es un espacio en el que los estudiantes tienen la oportunidad de discutir la problemática que enfrenta no solo Colombia sino el mundo en general.

Para los estudiantes ya es hora de que los jóvenes empiecen a aterrizar en temas de verdadera importancia y salir de las monotonía, la parranda o el ocio que los pone en peligro de vivir en un mundo irreal.

María Ximena Paz, del Liceo Francés, considera que el aporte de la juventud no solo debe ser en palabras sino en sentar un precedente de sus propuestas para las soluciones que necesita el planeta para su recuperación.

Juan Bautista Jaramillo, coordinador del II Modelo de las Naciones Unidas, dijo que las propuestas de los jóvenes caleños sobre la problemática ambiental pasarán a través de la sede de las Naciones Unidas en Bogotá a la central en Estados Unidos.

La idea es que por lo menos las ponencias elaboradas con mucha responsabilidad y empeño por parte de los muchachos sean analizadas por la ONU , dijo Jaramillo.

Cali es la segunda cuidad del país, después de Bogotá, que realiza un evento de esta naturaleza.

Propuestas ambientales Crear un impuesto a la contaminación con el fin de aplicar el principio de que el que contamina paga , dinero que será destinado a recuperar las zonas con problemas ecológicos o de contaminación.

Cobrar un impuesto del combustible utilizado por la empresas de aviación con el fin de crear un fondo de protección ecológica.

Constituir territorios alternativos para el desarrollo mundial sostenible, que servirán de protección a importantes zonas ecológicas.

Educación ambiental en dos niveles: cada nación deberá fundamentar una cátedra en los sistemas educativos y programas educativos internacionales.

Crear en las industrias un compromiso en fabricación de productos sanos desde el punto de vista ambiental.

Ayuda financiera a los países pobres a través de fondos mundiales.

Crear grupos científicos multiprofesionales para que realicen diagnósticos sobres los daños ecológicos causados al planeta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.