VIENEN CAMBIOS EN SEGURIDAD SOCIAL

VIENEN CAMBIOS EN SEGURIDAD SOCIAL

La baja rentabilidad que obtuvieron los afiliados a los fondos de pensiones destapó la primera falla de la ley de seguridad social: la rentabilidad mínima.

30 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La ganancia mínima obligatoria que exige la ley no protege del todo los intereses de los afiliados, especialmente en los primeros años de operación del sistema.

De acuerdo con la reglamentación, los fondos deben garantizar un rendimiento mínimo antes de deducir las comisiones por seguros y administración.

Por ello, todos los fondos cumplieron con la ley: el sistema tuvo un rendimiento bruto del 40 por ciento, que cumplió las exigencias de la ley.

Sin embargo, cuando se deducen las comisiones, la rentabilidad neta que le quedó a los afiliados se redujo al 7,0 por ciento, tasa que es muy baja e incluso negativa porque no permitió recuperar la inflación que en 1994 fue de 22,6 por ciento.

Esta situación no es totalmente nueva para nosotros. En Chile e Inglaterra se presentó el mismo problema y fue necesario modificar la forma de calcular la rentabilidad mínima , dijo Jorge Castellanos Rueda, Superintendente Bancario.

El debate Al interior del Gobierno se está realizando uno de los debates más intensos sobre la operación del sistema privado de pensiones.

Hay posiciones encontradas sobre la necesidad de modificar algunos aspectos de la reforma de seguridad social en pensiones.

La única vía para hacerlo sería mediante un proyecto de ley que modifique parcialmente la reforma. Pero existe el temor de las dificultades que podrían presentarse si se somete nuevamente al debate político del Congreso un tema tan técnico como el de las pensiones.

Soy el primer partidario del sistema de pensiones y creo firmemente que la reforma de seguridad social es la más importante que ha tenido el sistema financiero en los últimos años, pero es lógico que en el camino se presenten problemas que es necesario corregir , estimó Castellanos.

Cuestión de método El otro debate que quedó abierto tras la revelación de las rentabilidades que tuvo el sistema de pensiones, se refiere a cómo presentar las cifras.

Jorge Humberto Botero, presidente de Asofondos, está en desacuerdo con la forma como la Superintendencia Bancaria presentó las cifras de rentabilidad porque sumó comisiones al total de los fondos, y estos son recursos que no pertenecen al afiliado.

Creemos que el afiliado sólo debe conocer los rendimientos que se lograron por la porción de recursos que aportó para capitalizar en el fondo y no por el total .

Sin embargo, este mecanismo no le permitiría al afiliado saber el peso de los costos administrativos y de seguros sobre su rentabilidad final.

Para los fondos de pensiones, la opinión pública está recibiendo un mensaje errado sobre el sistema privado de pensiones. Si bien es cierto que la rentabilidad sólo fue del 7,0 por ciento nominal, este es un negocio de muy largo plazo y lo que sucedió en los primeros ocho meses de operación no se va a perpetuar .

Es más, estamos seguros que dentro de tres años este debate será totalmente irrelevante porque las comisiones van a tener un peso mínimo sobre la rentabilidad , agregó Botero.

En efecto. En la medida en que el sistema crezca, las comisiones perderán importancia dentro de la rentabilidad total del sistema y no afectarán, como sucede hoy, el rendimiento final de los afiliados.

De acuerdo con estimaciones de Asofondos, cuando el sistema cumpla 32 meses, las personas que ingresaron desde su inicio , empezarán a percibir rendimientos positivos.

Desestímulo Algunos analistas creen que los resultados iniciales de los fondos pueden aplazar la decisión de los trabajadores de trasladarse del ISS hacia el nuevo sistema. Sobre todo de aquellas personas de ingresos medios y altos.

Los ejecutivos con una mediana cultura financiera van a esperar un poco más para trasladarse al sistema. Todos queremos ver que es lo que realmente va a pasar con la rentabilidad de los fondos , dijo un ejecutivo de la Bolsa de Bogotá consultado por EL TIEMPO.

Hasta el momento cerca del 95 por ciento de los trabajadores afiliados a los fondos (unas 950.000 personas) devengan un ingreso inferior a los cuatro salarios mínimos.

Sin embargo, el sistema de pensiones puede llegar a ser mucho más atractivo para los trabajadores de altos ingresos por dos razones: la primera, que pueden asumir con mayor tranquilidad el riesgo de una caída en la tasa de interés (ya que probablemente en el futuro no van a depender exclusivamente de la pensión).

En segundo lugar, porque con mayores cotizaciones tienen la posibilidad de formar una pensión en menos tiempo.

Me parecería contraproducente, que, como resultado de una inadecuada interpretación de las cifras, los trabajadores perdieran interés en el sistema privado de pensiones , concluyó Jorge Humberto Botero, presidente de Asofondos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.