BUSCANDO UN NUEVO CAPITALISMO

BUSCANDO UN NUEVO CAPITALISMO

La batalla por la supremacía mundial es un programa de TV transmitido en Venezuela por cortesía de Maraven, en su espacio Dimensión refuerza los argumentos en el sentido de que no existe un solo capitalismo y cuestiona el postulado norteamericano neoliberal de pretender que las fuerzas del mercado sean las que lo decidan todo. El argumento se centra en demostrar que, en el mundo actual existen tres (3) tipos de sistemas capitalistas; el norteamericano, el alemán y el japonés.

30 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Alemania y Japón no confían totalmente en el mercado. Ellos valoran las relaciones a largo plazo y la armonía social. El poder de los empresarios es limitado, por costumbre en Japón y por ley en Alemania. En tiempos difíciles el gobierno provee un colchón de seguridad y en los buenos apoya a las nuevas y frágiles industrias . Interesante conclusión, que reconoce que la ortodoxia liberal norteamericana no es tan cierta.

Es curioso ver como los Estados Unidos le señalan a Latinoamérica el rumbo de la apertura total, las privatizaciones la no interferencia estatal, la disciplina fiscal y monetaria y sin embargo tienen el mayor déficit fiscal y giran hacia el proteccionismo y hacia un modelo capitalista de tipo japonés y especialmente Alemán.

La recuperación de la gran industria no se ha logrado siguiendo los tradicionales postulados del capitalismo norteamericano sino siguiendo el camino al que durante muchos años le hicieron una férrea oposición: El del proteccionismo estatal, las barreras arancelarias, la interferencia en el mercado de capitales y la devaluación del dólar.

Recuperaciones exitosas de empresas norteamericanas productoras de automóviles, como la Ford, de alta tecnología en comunicaciones como la Motorola, son didácticos ejemplos extractados de la batalla por la supremacía mundial acerca de empresas que enfrentan la competencia por la supervivencia y la supremacía con estrategias alemanas y japonesas.

Y cuáles son esas estrategias? Asociación con el gobierno Federal, reentrenamiento por encima de automatización y relaciones obrero-patronales de cogestión estratégica.

Llama a la reflexión que en el país de la iniciativa privada, la estrategia lanzada por el gobierno norteamericano para ayudar a la industria de semiconductores, la de mayor tecnología y en donde los Estados Unidos fueron líderes hasta los años 80s fue la de crear en 1987 la corporación Sematech, en la población de Austin Texas.

Sematech, es una corporación cuyo capital está compuesto en un 50 por ciento por el gobierno Federal y el otro 50 por ciento lo aportan las compañías de alta tecnología del valle del Silicón, especializadas en la producción de chips y semiconductores. Fue creada para igualar el nivel tecnológico de los japoneses. En 1993, participó en proyectos por más de 1.000 dólares en solo 11 industrias, lo que colocó a los estadounidenses luego de seis años de ayuda estatal a la par con los japoneses.

Intel, el mayor productor de chips en el mundo recibió ayuda de la corporación Sematech, ya que de otra forma no hubiera podido seguir liderando el mercado. Igual ayuda ha recibido la Motorola para conservar su supremacía y entrar al Japón.

Estar a tono El argumento de las empresas norteamericanas para haber aceptado la ayuda estatal, es el mismo de las europeas: La imposibilidad que tienen los empresarios de ponerse a tono y al tanto en el tiempo preciso con las competencias.

La General Motors pretendió enfrentar el reto japonés automatizando sus plantas y luego de 10 años de inversiones millonarias que llegaron a los 77 mil millones de dólares, algo así como el PIB colombiano de año y medio, no logró que ninguna de sus plantas llegara al máximo de producción.

Por su parte la Motorola de una manera más humilde e inteligente decidió emprender una estrategia de reentrenamiento laboral a cambio de la automatización. Invirtió 200 millones de dólares en reentrenar toda su fuerza de trabajo, e implementa políticas netamente japoneses como el del empleo vitalicio, en contravía del postulado de liberalizar el mercado laboral y decide montar una planta siguiendo los parámetros japoneses. Sus niveles de calidad se aumentaron diez veces y logró obtener la certificación japonesa para entrar al país, apoderándose del mercado de los teléfonos celulares.

Son muchos los gerentes que han aprendido las técnicas de la administración con las enseñanzas entre otros, de Henry Ford en lo que se refiere a la línea de producción. No obstante son muchos los escritos que ponen en evidencia el conflicto entre los sindicatos y en especial el de la Ford por la velocidad en que se manejaba la línea de producción, lo que generó enormes huelgas y un endurecimiento y polarización de las relaciones obrero-patronales.

Llegan los años 80 y la Ford Motors, tiene que cerrar gran parte de sus plantas. Virtualmente está al borde de la quiebra por la fuerte competencia japonesa. No solo pide ayuda a la corporación estatal Sematech, sino que da un viraje de 180 grados en sus relaciones obrero-patronales como estrategia fundamental. Las directivas se acercan más a la fuerza de trabajo, permiten que los obreros hagan sugerencias e inclusive lleguen a parar la línea de producción cuando lo estiman conveniente. A los obreros se les permite diseñar sus propias máquinas para mejorar la producción.

Es el caso de la Mercedes Benz que en su consejo directivo de 20 personas participan 10 representantes de los trabajadores siendo una industria privada.

Confianza, respeto y buenas relaciones humanas es la clave del éxito de la Ford, según las actuales directivas.

Cabe entonces preguntarnos, hacia qué sistema capitalista debemos mirar? Es estratégico seguir los postulados norteamericanos de mercados libres con cero interferencias estatales cuando ellos se cierran, protegen a sus empresas y están entrando en la honda de la coadministración? * Mañana Segunda parte

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.