JUAN C. MACIEL, HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

JUAN C. MACIEL, HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

Para el acto sexual lo único que necesito es a mi señora. Nada más. Y le digo que es como para levantar muertos ... Tajante, contundente, bien distinto al portero del ensortijado cabello largo, de la colorida pinta y de las incursiones atrevidas, Juan Carlos Maciel volvió a salir al corte de las acusaciones de doping.

30 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El jueves por la noche, mientras veía desde la tribuna el juego Medellín-Unión Magdalena y purgaba la tercera de las seis fechas que le impusieron de sanción por haber salido positivo en el control antidoping, luego del juego DIM-Quindío.

Es algo que me crea desconcierto. Se trata de mi palabra contra el resultado de los exámenes de laboratorio. No entiendo porqué aparece eso, cuando no he consumido droga alguna, incluida la Lydocaína , decía el arquero. El día que yo necesite ingerir algo para rendir, me retiro, no voy más , agregó, molesto.

Por la reincidencia en el juego ante América, Maciel fue suspendido con otras 12 jornadas, que sumadas a las seis iniciales significan que el portero del DIM quedó inhabilitado por el resto del campeonato.

Mi organismo debe tener algo que produce esa sustancia. La única explicación que encuentro es el tratamiento dental que me hicieron hace un par de años, cuando jugaba en el Quindío. Esa vez me aplicaron esa droga , trató de explicar. Es la primera vez que me sucede algo así y voy a llegar hasta las últimas consecuencias para dejar limpio mi nombre , anunció.

Maciel manifestó estar muy contrariado por lo que esto significa para su imagen ante los directivos que confiaron en mí y ante la fanaticada del equipo. Si es necesario, renuncio. Igual, no voy a poder estar tranquilo hasta cuando todo esto se aclare .

El desespero del jugador era evidente. Pero la determinación, una sola: ir hasta el final, sin importar las consecuencias. Está convencido de su limpieza y, si es necesario, removerá cielo y tierra para demostrarlo.

Si los médicos colombianos no pueden decirme qué pasa, me voy para la Argentina y en el laboratorio de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) me hago todos los exámenes necesarios para encontrar la causa. Cuando tenga la respuesta, regreso y compruebo mi inocencia. No importa que me toque pagar los pasajes , afirmó.

El suceso luce turbio y viene para acompañar a la agria polémica por los arbitrajes, como hechos que ensombrecen al campeonato profesional colombiano. Los análisis demuestran la presencia de una sustancia prohibida y el jugador reitera su inocencia. Una novela que, sin duda, ofrecerá otros capítulos más...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.