TODOS ESTÁN LISTOS PARA LA SEGUNDA GUERRA POR VIETNAM

TODOS ESTÁN LISTOS PARA LA SEGUNDA GUERRA POR VIETNAM

Aunque sigue pendiente la normalización total de relaciones diplomáticas, las multinacionales estadoundienses están listas, como tiburones , para no perder la segunda gran batalla por Vietnam: la comercial.

29 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Bank-America, Caterpillar, IBM, General Electric, Mobil Oil, Coca-Cola, PepsiCo, Kraft, Motorola, Philip Morris y otras 25 empresas estadounidenses más han establecido ya oficinas comerciales en Hanoi con el único objetivo de beneficiarse de este potencial mercado de más de 71 millones de personas.

Además, los tres grandes fabricantes de automóviles de Detroit -GM, Ford y Chrysler- estudian la apertura de fábricas de montaje para motorizar al país y Boeing, por ejemplo, espera modernizar la obsoleta flota de aviones rusos de la aerolínea nacional.

El premio más codiciado por las empresas extranjeras son los 11.000 millones de dólares en infraestructura de todo tipo que el Gobierno de Vietnam piensa invertir en los próximos años si encuentra la financiación adecuada y continúa su recuperación.

Actualmente Vietnam es el tercer exportador de arroz de todo el mundo -detrás de EEUU y Tailandia- y las proyecciones del Fondo Monetario Internacional es que crecerá en 1995 un 8 por ciento, después de haberlo hecho un 8,7 y un 8,1 los dos años anteriores.

Sin embargo, por el momento, la parte más suculenta del pastel se la están llevando otros países. Taiwan se encuentra en primer lugar con inversiones cercanas a los 1.900 millones de dólares desde 1988, seguido de Hong Kong, 1.600 millones, Corea del Sur, 855, y Australia, 639 millones. Francia ha invertido 475 millones y Gran Bretaña 305. Estados Unidos se encuentra en el lugar decimotercero con 270 millones de dólares de contratos firmados.

El problema principal, dicen los expertos, es que aunque hace un año el presidente norteamericano, Bill Clinton, levantó el embargo económico impuesto hace 17 años, todavía no ha normalizado completamente las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Esto significa, según el presidente de la Cámara de Comercio EEUU-Vietnam, Daniel O Flaherty, que las empresas norteamericanas no pueden solicitar créditos o garantías a instituciones oficiales como el Export-Import Bank y el Overseas Private Investment Corp.

La mayoría de los empresarios estadounidenses esperan que muy pronto Clinton de un paso más y elimine las restricciones que quedan bajo la certeza de que el pragmatismo económico se impondrá sobre los fantasmas del pasado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.