LA BARAKA DE AZNAR

LA BARAKA DE AZNAR

El reciente atentado terrorista contra el líder de la oposición española les ha estallado en la cara a sus autores. Si la ETA quería acabar con José María Aznar, ha logrado justo lo contrario; potenciar su imagen de forma extraordinaria. Sondeos de última hora lo demuestran.

29 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Al salvar su vida milagrosamente, y al reaccionar con entereza y gran aplomo ante el atentado, José María Aznar ha aparecido ante la opinión, quizá por vez primera, como un ser humano valiente y hasta entrañable.

Como él mismo dijo con humor, al visitar el palacio real de la Zarzuela 48 horas después de su frustrada voladura: Ya tengo carisma . Y eso es justamente lo que todo el mundo le reprochaba, la falta de carisma. Pues la ETA le dio el carisma.

Después de escapar por los pelos de la explosión de un carrobomba colocado a 300 metros de su casa, una oleada de respeto y de cariño le ha acogido en el mundo de los vivos que a punto estuvo de abandonar por la fuerza. Y vio tan cerca la muerte que se le vino encima en forma de bola de fuego, que se diría que José María Aznar ha cambiado por dentro. Sus entrevistas posteriores en radio y televisión mostraron un claro deshielo de su personalidad.

Lo que la gente llamaba falta de carisma era esa frialdad a rajatabla que destilaba. Era difícil saber quién era de verdad José María Aznar, quién se ocultaba tras esa apariencia fría, calmosa, de poco enfado, poco humor, poca emoción. Ahora ya se sabe quién hay detrás.

Y es tranquilizador. Se sabe ahora que José María Aznar tiene miedo, como todo el mundo, pero no lo oculta, lo domina. No pierde la cabeza, no clama venganza, sino que se empecina más que nunca en gobernar a España, entre otros motivos para seguir combatiendo con firmeza y legalidad el terrorismo.

Queriendo acabar con él, le han hecho un inmenso favor los terroristas. Las imágenes del horror le han dado a Aznar el espaldarazo de cariño que le faltaba, y, además, tiene baraka , tiene la suerte a su lado. Por ahora, claro.

Conscientes en el acto de este fenómeno favorable a Aznar, los responsables socialistas de la televisión y otros medios públicos han hecho verdaderas cabriolas para sumarse al carro del cariño nacional. Toda imagen del atentado era inmediatamente seguida de una imagen de Felipe González u otros miembros del gobierno, condenando el atentado. No dejar solo a Aznar con su horror y su baraka parecía ser la consigna de esos días. Con cualquier pretexto.

Y es que ahora, el 28 de mayo, vienen las elecciones municipales y autonómicas en España. Y Aznar y su partido popular pueden ganar de tal manera que, aunque esta votación no sea para dilucidar quién preside el gobierno nacional, la continuidad de Felipe González en su cargo puede hacerse bien difícil.

Si los socialistas pierden todos los ayuntamientos importantes y las comunidades autónomas que hoy controlan, gobernar le va a ser casi imposible a Felipe González frente a tal rechazo de la opinión.

Las encuestas dan por hecha la derrota socialista, pero una cosa es perder por los pelos y otra bien distinta es que les echen a palos de casi todos los ayuntamientos del país. Y ese peligro existe.

Vaya con la ETA, marcha por la historia mirando al espejo retrovisor que se le cayó al suelo hace casi ya 20 años. Es un monstruo estúpido. Sigue siendo capaz de matar, pero sus muertos gozan de tan buena salud que amenazan con asfixiar al monstruo.

(Lo malo es que la ETA se embarcó también en su campaña electoral y de aquí al 28 de mayo incrementará su propaganda hecha de muertos y bombazos. Ojalá sigamos los españoles gozando de baraka . Nos va a hacer falta).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.