FRACASA CINTA DONDE ACTÚA QUENTIN TARANTINO

FRACASA CINTA DONDE ACTÚA QUENTIN TARANTINO

Destiny turns on the radio (El destino enciende la radio), que es la nueva incursión de Quentin Tarantino en la actuación, resultó ser una película sosa y vacía, según los críticos.

29 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En su aparente intento de realizar una fábula sobre los triunfos y fracasos en la cultura estadounidense, los cineastas buscan un tono y un ritmo que nunca se materializa, y dejan a un equipo de buenos actores con nada coherente qué interpretar.

Algunos de los admiradores de Tarantino podrían acudir a las salas a ver al aclamado director y guionista de Pulp fiction, pero es seguro que saldrán desilusionados.

Mientras que Quentin Tarantino se encargó del guión de Pulp fiction, la sátira violenta ganadora de un Oscar, así como de su dirección y de un pequeño pedazo en la parte actoral, en esta última cinta se limitó a actuar.

El flojo guión de Robert Ramsey y Matthew Stone fue desarrollado en el Instituto Sundance (el de Robert Redford), pero sin duda será excluido de las publicaciones del centro de cine independiente de los grandes estudios de Hollywood, porque no alcanza el nivel exigido.

Quizá el texto tenía originalmente algo que atrajo a los actores talentosos que participaron, pero Jack Baran, quien tras ser productor ejecutivo de Single white female y Kiss of death (ambas cintas éxitos del director Barbet Schroeder), debuta como director, lo oscureció hasta el punto que es imposible encontrarle mérito alguno a la película.

La escena de apertura muestra a un estropeado Julian Goddard (interpretado por Dylan McDermott), que es rescatado en el desierto por el misterioso Johnny Destiny (Quentin Tarantino), quien lo lleva hasta Las Vegas y lo deja en el Marilyn Motel, operado por Harry Thoreau (James LeGros).

Después se sabe que Julian y Harry habían robado juntos un banco hace tres años, y que el primero acaba de salir de la cárcel y tiene intenciones de recuperar su parte en el botín, así como a su novia Lucille (Nancy Travis), quien es ahora una cantante en un casino propiedad de su novio actual, el Tuerto (James Belushi).

Destiny surge periódicamente en el filme, como una especie de jugador que da pistas a la gente sobre la vida y el futuro y que aparece misteriosamente antecedido por luces que se apagan.

En términos generales, la película fracasa en alcanzar la categoría de los filmes modernos que presentan a criminales que logran captar el cariño y la admiración del público, como ocurrió con los matones de Pulp fiction.

La intención puede haber sido dar un toque romántico y fabulador al materia, pero la película no llega ni a empezar con buen pie.

La cinta de Savoy Pictures fue producida por Gloria Zimmerman, con la producción ejecutiva de Keith Samples y Peter Martin Nelson y la coproducción de Robert Ramsey, Matthew Stone y Raquel Carreras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.