Secciones
Síguenos en:
A BAJAR LA TEMPERATURA

A BAJAR LA TEMPERATURA

El calor de hogar es para cultivar, pero el calor en el hogar se debe regular.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Para lo eso existen varios sistemas, que van desde el aire a condicionado hasta los aislantes térmicos.

Todos tienen el mismo objetivo que es el de controlar la temperatura en el ambiente.

Sin embargo, los continuos cambios climáticos, producto del desequilibrio del medio ambiental, generaron en Colombia periodos muy largos de verano y de invierno.

Para manejar, en parte, los efectos de ese fenómeno se trabaja con un nuevo modelo de aislante térmico que se llama Duralfoil.

Está compuesto por dos laminas de aluminio, dos adhesivos, una capa de Papel Kraft y una malla de refuerzo. El peso aproximado, por metro cuadrado, es de 200 gramos.

El Duralfoil es importado de Nueva Zelanda por la firma Simexpo, que es representante exclusivo de la compañía Fletcher Duroid, una de las entidades comercializadoras de papel más grande del mundo.

Durante varios años se usó con excelentes resultados en las bodegas donde se guardan semillas y en oficinas que necesitan tener una temperatura estable.

Desde el año pasado se utiliza en la construcción de vivienda.

La razón que motivó la ampliación a otras edificaciones es que tiene una alta resistencia térmica y rebaja la temperatura en aproximadamente nueve grados centígrados al medio día.

Ventajas y pruebas Según el Gerente Comercial de Simexpo, Eduardo Gómez, el Duralfoil, se probó con éxito en proyectos de vivienda social en ciudades como Barranquilla y Santa Marta.

En Bogotá se instaló, en algunas residencias, luego de realizar una investigación que demostró que la radiación (transmisión del calor por ondas) es más alta al mediodía.

Por otra parte, explicó el funcionario, el Departamento de Ingeniería de la firma Protela determinó, a través de un Termohidrógrafo, que en enero de 1995 la temperatura en las cubiertas de las casas bogotanas subió entre 45 y 50 grados centígrados al mediodía.

Después del estudio se colocó el aislante térmico Duralfoil y se comprobó que la temperatura no subió de los 22 ni bajó de los 15 grados centígrados.

Por ese motivo, algunos arquitectos y constructores utilizaron el producto en sitios como Altos de Yerbabuena y en el municipio de La Calera.

La instalación se hizo entre el cielorraso y la cubierta de las casas donde controla el exceso de calor manteniendo un ambiente fresco.

Para Eduardo Gómez, la mayor ventaja es que cualquier persona lo puede trabajar sin ayuda técnica, pero si la necesita la firma Simexpo se la proporciona .

El producto se consigue en ferreterías y almacenes que vendan artículos de aire acondicionado. Se vende desde un metro hasta la cantidad que el usuario necesite. El metro cuadrado vale 4.200 pesos.

Si se pone donde hay aire acondicionado, el consumo se reduce en un 40 por ciento. La razón es que no deja entrar calor y no permite la perdida de frió. dijo.

También se puede instalar en casas en obras gris o ya construidas. Correctamente colocado completa el proceso de impermeabilización y no presentan ningún tipo de riesgo por incendio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.