PIDEN SUSPENDER A ENFERMERA JEFE

PIDEN SUSPENDER A ENFERMERA JEFE

La Personería de Bogotá solicitó la suspensión preventiva por treinta días, prorrogables, y formuló pliego de cargos a la enfermera jefe de la Unidad de Recién Nacidos del Hospital de Kennedy, Gladys Yolanda Villota, por su presunta responsabilidad en la muerte de cinco recién nacidos.

28 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El personero distrital, Hernando Gutiérrez Puentes, solicitó al director del hospital la suspensión de la funcionaria ante la gravedad del hecho y con el fin de evitar que ella pueda entorpecer la buena marcha de la investigación.

Según el concepto técnico emitido por el laboratorio de toxicología de la Secretaría Distrital de Salud, se comprobó que el fallecimiento de los cinco pequeños se debió al suministro de bromuro de pacuronio, comercialmente conocido como Pavulón, pues la droga que debía aplicársele era Gentamicina.

Además, la Personería pudo establecer que este medicamento sólo estaba formulado para dos de los menores, y que a pesar de esto fue administrado a los otros tres bebés que fallecieron y a los dos que se encuentran internados por su delicado estado de salud.

Por ello, a la enfermera inculpada se le pide que aclare el por qué no observó detenidamente el medicamento que correspondía a cada uno de los bebés.

Además, la Personería explicó que de acuerdo con la investigación los médicos y funcionarios comisionados concluyeron que no es fácil confundir uno y otro medicamento.

Por último, la Personería explicó que esta enfermera ya había sido sancionada en 1989 por esconder medicamentos en el entretecho del hospital.

La multa fue de cinco días de salario y un antecedente disciplinario válido por cinco años.

Esto quiere decir que a la luz de las normas la enfermera ya no tiene antecedentes, ya que expiraron el año pasado.

Por su parte, el Ministerio de Salud emitió un comunicado en el que informó que en las pruebas practicadas por toxicología no encontraron más bromuro de pacuronio en los frascos de solución salina restantes.

Así mismo, anunció que se procedió a aplicar Neostigmine en uno de los bebés en estado crítico, luego de lo cual pudo ser desconectado del respirador.

Este medicamento revierte la parálisis ocasionada por el bromuro.

Las investigaciones continuarán hasta que se esclarezca por completo la muerte de los bebés.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.