ME ROBARON EL CARRO!

ME ROBARON EL CARRO!

Para algunas personas, el carro se ha convertido en un dolor de cabeza.

28 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Hace pocos días, por ejemplo, una mujer llegó apurada con su hijo enfermo a una clínica del norte de Bogotá. Parqueó frente a ella y entró por la puerta de urgencias, no sin antes encargar su vehículo a un hombre que cuidaba los carros y pagarle por anticipado.

Cuando salió de la clínica, no encontró carro ni persona cuidándolos. Simplemente una pequeña bahía en la calle y unos cuantos vehículos como testigos de otro robo.

Esta historia se repite en Bogotá más de 300 veces cada mes. Durante 1994 fueron robados en la ciudad 6.932 vehículos entre automóviles y motocicletas, lo que representa un aumento del 2,8 por ciento con respecto a 1993.

Modalidades Según la Policía Metropolitana, el robo de automóviles se produce principalmente a través del atraco a mano armada y del halado de vehículos.

En la primera modalidad, el conductor es interceptado por uno o dos vehículos, y luego amenazado con armas de fuego o cortopunzantes. Después de quitarle el carro, los delincuentes abandonan a su víctima en lugares oscuros o solitarios.

A través de esta modalidad, fueron robados 3.129 vehículos durante 1994. Este delito se cometió principalmente entre las 7 y las 12 de la noche.

En la modalidad del halado, los delincuentes generalmente trabajan en grupo y operan en zonas delimitadas, especialmente en los alrededores de iglesias, supermercados y centros comerciales.

Otra variante de esta modalidad es el robo de vehículos en edificios de apartamentos, que en ocasiones se realiza con la complicidad de los celadores.

Según la Policía Metropolitana, durante 1994 fueron hurtados 3.803 vehículos a través de esta modalidad. El horario crítico de halado es entre las 6 y las 12 a.m.

Igualmente se ha incrementado el uso de escopolamina, generalmente por parte de atractivas mujeres que abordan a sus víctimas en sitios de diversión nocturna. Según la Policía Metropolitana, el carro robado por esta modalidad es más difícil de recuperar, pues la víctima no recuerda lo sucedido.

Estos robos generan además otros delitos como la falsificación de documentos y la estafa. Para ello, se recurre al cambio de identificación de los vehículos para poder venderlos legalmente. Esto ocurre en muchos casos con vehículos robados en el exterior.

Una de las modalidades de regrabación más utilizadas es el empate, en el cual se cambian los sistemas de identificación, tales como el número de motor o de chasís, y se vuelve a matricular el carro.

Otra forma de cambiar la identificación de los vehículos es obtener los documentos de un carro similar al robado, al que se le cambian los números de serie para que concuerden con los de los papeles. Así, el automóvil robado queda igual al registrado ante las autoridades de tránsito.

Por otra parte, en los últimos meses aumentó el número de auto-robos , mediante los cuales el propietario de un vehículo asegurado simula un atraco e incluso llega a infringirse lesiones para cobrar el valor de la póliza.

En Colombia el porcentaje de vehículos robados que están asegurados es del 40 por ciento, y las aseguradoras deben reconocer más de seis mil millones de pesos cada mes por robo de vehículos.

En cuanto a marcas, los carros más robados son los Mazda, especialmente los Matsuri de los dos últimos años y los 626L de modelo 90 en adelante.

Así mismo, todos los Renault, así como los taxis Chevette, son carros muy apetecidos por los ladrones.

Ningún carro está exento de ser hurtado. En muchas ocasiones son robados algunos modelos por encargo de ciertas personas, con el fin de obtener repuestos. Los carros viejos, especialmente los Simca, son los más susceptibles de robo en este sentido.

Así mismo, la mayoría de los modelos más lujosos son robados para llevarlos a Venezuela o Ecuador y venderlos allí.

Según estadísticas de Fasecolda, en el país solamente se recupera el 3,7 por ciento de los vehículos asegurados. La misma fuente señala que los vehículos pesados no son muy atractivos para los ladrones.

Qué se hace Con el fin de combatir el robo de automóviles, la Policía metropolitana realiza periódicamente planes en coordinación con las estaciones con el fin de reubicar y recuperar los vehículos. También utiliza automóviles como señuelo para identificar bandas de haladores.

Así mismo, grupos uniformados efectúan retenes en las vías rápidas para revisar la legalidad de los documentos de los carros.

La Policía también programa campañas educativas con el fin de enseñar las distintas modalidades de robo y prevenir a la gente sobre la posibilidad de perder su carro a manos de los delincuentes.

Otra de las labores de prevención es la visita periódica a los locales de ventas de repuestos, con el fin de encontrar piezas robadas.

Por otra parte, la Policía tiene identificadas varias bandas dedicadas específicamente al robo de vehículos, ya sea por medio del atraco o del halado.

Las más conocidas son Los Porcelanos , que se especializan en la modalidad de atraco; Los Vallenatos , que operan en la zona de Chapinero; Los Costeños , localizados en la zona de la avenida Pepe Sierra y que intimidan a sus víctimas con armas de fuego; y Los Incas , que actúan en el barrio Juan Rey y roban especialmente vehículos Mazda.

También están Los Manotas , quienes poseen armamento de corto y largo alcance y operan en la zona del Galán; Los Monsalve , que es una de las bandas más numerosas; y Los Galimateros , que operan en el sector de Quiroga.

Aunque la Policía realiza las labores para recuperar los carros y acabar con las bandas, es mejor tomar todas las precauciones posibles para evitar que le roben su vehículo. Manténgase alerta.

Dónde roban más Aunque un vehículo puede ser robado en cualquier lugar, existen zonas en las cuales es mucho más frecuente.

En la modalidad de jalado , los sitios críticos son: Carrera 11 con calle 62.

Carrera 13 con calle 63, parque de Lourdes.

Clínica Marly.

Calle 84 con carrera 13.

La Calera.

Calle 72 entre carreras 9a. y 10a., Centro Comercial Granahorrar.

Centro comercial barrio Quirigua, transversal 92 A de la calle 80 a la 90.

Plaza de mercado del Quirigua, Carrera 90 con calle 90.

Iglesia del Minuto de Dios.

Ciudad Kennedy, zona de los almacenes Ley y Cafam, Banco Popular y Ahorramás.

Clínica Palermo.

Clínica Nicolás de Federmán.

Sector de Corferias y la sede de la Empresa de Acueducto.

Centro Comercial Galerías.- Clínica Reina Sofía.

Atraco Los lugares donde es más frecuente el atraco para robar los automóviles son: Carrera 19 entre calles 116 y 140.

Calles 140, 134 y 116, de la autopista Norte a la carrera 7a.

Carrera 57 con calle 3a., en el semáforo.

Calle 3a. por la carrera 46 hasta la avenida Primero de mayo.

Barrio Torremolinos (Calle 17 Sur con Carrera 49).

Carrera 68 con avenidas de las Américas y Primero de mayo.

Barrio Castilla, por la avenida Boyacá, desde las Américas hasta la fabrica de Bavaria.

Transversal 96 entre calles 26 y 80, vía a Engativá.

Calle 80 entre la avenida Boyacá y la carrera 116.

Evite el robo Para evitar que le roben su carro, tenga en cuenta lo siguiente: - Mantenga en buen estado las cerraduras de las puertas y sus seguros.

- Durante el recorrido transite con las ventanas cerradas, y si va solo, utilice los seguros de las puertas.

- Evite transitar por calles solitarias u oscuras.

- Nunca deje el carro encendido, ni siquiera cuando vaya a abrir el garaje.

- No lleve su carro a cualquier taller.

- Nunca preste las llaves. Pueden sacar un duplicado de ellas.

- Absténgase de dejar cosas valiosas dentro del carro, incluso en los parqueaderos. Estos objetos atraen a los ladrones.

- No ponga su vehículo al cuidado de niños.

- Observe a su alrededor cuando se detenga en un semáforo o parquee. Así evitará ser sorprendido.

- Evite la compra de comestibles en los semáforos, ya que estos sitios son utilizados para dar escopolamina a los conductores.

- Al realizar cualquier transacción comercial con su vehículo, haga revisar los sistemas de identificación y documentación en la Sijin.

- Tenga siempre presentes los números del motor, chasis y placas de su carro.

- No compre repuestos ni partes usadas, ya que pueden ser de vehículos robados.

- Cuando le golpeen su carro por detrás, antes de bajarse cerciórese de que no se trata de asaltantes.

- No deje su vehículo abandonado cuando visite amigos, sitios de diversión, iglesias o cementerios.

(VER GRAFICAS VEHICULOS HURTADOS POR HORAS EN 1994, INCLUYENDO MOTOS)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.