Secciones
Síguenos en:
CORRUPCIÓN, TEMA OBLIGADO

CORRUPCIÓN, TEMA OBLIGADO

La Corrupción es tema obligado de la agenda de trabajo de los países americanos. Efectivamente, en la reciente Convención Interamericana reunida en Caracas fue tratado en todos sus matices y expresiones y, en el documento suscrito por las 34 naciones participante, se establecieron normas para homologar las leyes penales orientadas a sancionar los delitos contra el patrimonio público y se precisaron además, mecanismos de cooperación internacional para que tales hechos ilícitos no queden impunes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de abril 1996 , 12:00 a. m.

Dentro de los propósitos de lucha contra el flagelo de la corrupción se avanzó en la tipificación de delitos como el narcotráfico, el lavado de dinero y el blanqueo de bienes, las palancas y el soborno y, se debatió la necesidad de adoptar medidas como la extradición, con el objeto de romper las fronteras en la persecución de delincuentes internacionales y preservar la seguridad y el orden público al interior del Estado parte en esta Cumbre.

La paranoia colectiva del individualismo posesivo copó todas las esferas de la vida en el Planeta, al tiempo que se globalizó la economía y se ampliaron las fronteras de la comunicación y el conocimiento, se generalizaron las prácticas que conllevan a los hombres a querer tener más , a cualquier precio, para lograr un mayor control del poder. La degradación a la que por esta vía ha llegado la humanidad, amenaza comprometer no solo la democracia sino la integridad territorial y los principios esenciales de la sociedad, como consecuencia de una crisis que puede destruir los valores y las instituciones de una nación entera.

Todos sabemos que la crisis en que se halla Colombia es una de las más difíciles que haya existido en casi dos siglos de vida republicana, porque han surgido peligros para la democracia y la libertad que no conocieron las generaciones precedentes, las cuales nunca tuvieron que afrontar los desafíos múltiples que ahora nos plantea el crimen organizado a escala nacional e internacional. Es importante para el país vincularse al proceso que se inaugura con la Convención Interamericana contra la Corrupción, pero no es menos importante que el Estado colombiano emprenda decididamente las acciones encaminadas a desarraigarla de nuestra cotidianidad.

Se han convertido en el pan de cada día las denuncias de unos a otros por actos corruptos en la aplicación de justicia, en el diseño e implantación de políticas gubernamentales, en la contratación y la ejecución de las obras públicas, en el manejo del orden y la seguridad ciudadana, en los procesos electorales, desde el alto Gobierno y las entidades oficiales, desde el Congreso, al interior de las Fuerzas Armadas, del sector privado y el Clero, tanto en la Costa como en el interior, a nivel de las relaciones entre los particulares y de los particulares con el establecimiento que dejan muchas dudas en el ambiente y no poca incertidumbre.

Mientras las medidas adoptadas no parecen ser una talanquera segura a los desafueros y las arbitrariedades contra el patrimonio, que permiten, admiten y fomentan la impunidad, cohiben la participación y restringen las opciones democráticas de ejercicio de la vigilancia directa sobre los corruptos, hacen que crezca la desconfianza hacia las instituciones y se consolide el individualismo, caldo de cultivo para el enriquecimiento ilícito y las actividades asociales, única forma reconocida hoy de supervivencia y dominio sobre los desposeídos.

La cita, catalogada de histórica por los presidentes, posibilitó el análisis de las verdaderas consecuencias de la corrupción para los regímenes democráticos, aunque nos deje sin aliento el que en muchas ocasiones se haya considerado que las actividades ilícitas que se enmarcan en ella son un mal característico de la democracia o mejor, como lo concebía el ex presidente Turbay Ayala, renunciando a acabarla y reduciéndola a sus justas proporciones . Quizás tenía razón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.