GRANADA, EN LA FÍSICA OLLA

GRANADA, EN LA FÍSICA OLLA

Cuando el alcalde del municipio de Granada, Einar Marino Garcés Naranjo, dijo hace algunas semanas en entrevista a Llano 7 días que les tocaría salir a pedir limosna , refiriéndose a la caótica situación presupuestal del municipio, no estaba exagerando.

04 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El miércoles en rueda de prensa, el burgomaestre confirmó algo que se veía venir: Granada está en quiebra.

Su deuda llega a 1.750 millones de pesos. El 70 por ciento de las cuentas del municipio -226 millones- están embargadas. No hay plata para pagarle a los empleados. Como si fuera poco, el sindicato sigue empeñado en un aumento salarial del 27 y 37 por ciento. Garcés Naranjo aseguró que tendrán que pasar 10 años para poder cancelar la deuda.

Pero la lista de problemas no termina ahí. Los ingresos corrientes de la Nación para funcionamiento fueron reducidos en 77 millones de pesos y el presupuesto de ingresos aprobado para 1995, según acuerdo No 030 de diciembre del 94, deben reducirse en cerca de 300 millones de pesos. Por malos cálculos y falta de análisis por conceptos de ingresos para el municipio se incrementaron desde un 22 hasta superar algunos el mil por ciento , señala el informe del alcalde.

Los granadinos ya empiezan a pedir que se investigue y se castigue a los responsables. El alcalde anunció que la situación será expuesta ante la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación. Hay fallas en los manejos de recursos tanto locales, como departamentales y nacionales , dice Garcés.

El 70 por ciento de la deuda, es decir, 1.225 millones de pesos son obligaciones a corto plazo, lo que complica aún más el estado financiero del municipio, por el fallo de la Corte Constitucional.

Se le adeudan a la Dirección de Impuesto y Aduanas Nacionales un total de 120 millones de pesos por la no entrega de la Retención en la Fuente y sus intereses, desde 1989 hasta diciembre de 1994.

Con la Electrificadora del Meta se han firmado dos convenios por deudas atrasados. El primero por 151 millones de pesos correspondiente a obligaciones hasta diciembre de 1991 y el segundo por 130 millones por deudas hasta junio del 94. Además aparece otra deuda de 13 millones 806 mil pesos de julio de 1994 a enero del presente año. En total, se le debe a la electrificadora 295 millones 114 mil pesos.

Al Banco Central Hipotecario se la adeudan 55 millones por el préstamos e intereses para la compra de un inmueble, el cual está próximo a ser rematado.

El Banco Popular tiene embargados unos fondos por sobregiro que ascienden a 27 millones, concedidos a la Corporación de Turismo de Granada para la realización del festival en agosto de 1993. La deuda más los intereses llega a 55 millones de pesos.

A propósito, el Alcalde anunció que este año no habrá Festival de la Cosecha.

Varias de las deudas anteriores han originado procesos ejecutivos. Es tanto el temor que tiene la administración municipal por que se les embargue las pequeñas cantidades de dinero que ingresan por concepto de impuestos, que se ha llegado a un acuerdo único en el país con las entidades bancarias: la plata se consigna en cuentas con el compromiso del banco de no permitir el embargo. Claro que hay quienes afirman en el pueblo que el tesorero, Pablo Emilio Romero, está optando por guardar el dinero en la caja fuerte.

La Empresa Municipal de Servicios Públicos se recibió con una deuda de 38 millones 775 mil pesos. Al poco tiempo fue embargada la camioneta por un accidente ocurrido en diciembre de 1993.

Con esta avalancha de deudas y embargos, está peligrando la ejecución de proyectos importantes para la comunidad de Granada. Par citar algunos casos, hay preocupación por el futuro de la el centro de acopio lechero y el de cárnicos, la conservación de microcuencas, acueductos interveredales, asistencia técnica agropecuaria y la construcción de puentes.

De acuerdo al documento presentado por Garcés Naranjo, otros proyectos como el acueducto presenta inconvenientes serios por imprevistos y sobrecostos. Del total que debe girar la Financiera de Desarrollo Territorial -FINDETER- sólo quedan 310 millones de pesos para terminar la construcción de redes, instalación de medidores y plantas de tratamiento.

Además para la optimización de la facturación y recaudo se contrató la dotación e instalación de equipos y sistemas , trabajos que hasta este momento no se han ejecutado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.