LOS MUNICIPIOS POBRES

LOS MUNICIPIOS POBRES

El reto para los actuales alcalde, especialmente para los de los llamados municipios pobres, es bastante grande. Así no lo quieran tendrán que convertirse en eficientes administradores, casi que en magos, para poder sacar adelante sus comunidades.

04 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Hay poblaciones, cuya situación es verdaderamente crítica, porque no reciben muchos recursos por concepto de rentas y la partida que les corresponde por ingresos corrientes de la Nación tampoco es mayor cosa.

+Cuál es la solución?. Hay pocas alternativas viables y las que existen son con cargo a los ciudadanos. Crear nuevos impuestos, reducir gastos y en general apretarse el cinturón.

Esto tiene sus ventajas y sus desventajas.

Las desventajas: las criticas situaciones que tienen que manejar los alcaldes por la falta de recursos, las obras que se dejan de hacer, y los traumatismos que una crisis económica genera en una administración.

Las ventajas: tal vez la más importante es que, aunque sea a la fuerza, los mandatarios locales aprenden a hacer rendir el presupuesto, invertir en las obras que realmente requieren y gastar solamente lo necesario, es decir se vuelven buenos administradores de los recursos.

Ojalá este fuera un ejemplo, que aunque forzado, lo imitarán los alcaldes de los municipios que no se encuentran en situaciones difíciles en materia fiscal y presupuestal.

Esta filosofía del buen administrador, debería ser el común denominador en todas las administraciones no sólo municipales sino también departamentales y por qué no en la nacional, para que no ocurran casos como el de municipios como Granada y el mismo Villavicencio, o en otro orden de ideas la del departamento del Meta.

Aunque el caso de Villavicencio, no es tan crítico, no es un secreto que durante las administraciones anteriores no se han manejado los recursos con la eficiencia que nos hubiera permitido tener solucionados algunos problemas que aún hoy padecemos.

El caso más dramático es el de Granada, que según su mismo alcalde, necesitaría una década para superar las deudas y volver a una situación estable económicamente.

Señores alcaldes, ustedes que se hicieron elegir popularmente como líderes de sus municipios, en sus manos están los recursos que los ciudadanos pagamos por concepto de impuestos, utilícenlos bien y hagan algo por positivo por sus comunidades, para que los recuerden por haber contribuido a la solución de sus necesidades y no por haberles dejado más problemas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.