PLAN PARA ENCARRILAR EL SECTOR FERROVIARIO

PLAN PARA ENCARRILAR EL SECTOR FERROVIARIO

El Gobierno puso en marcha un Plan de Ajuste que contempla un cambio radical de políticas que tradicionalmente se venían siguiendo en la rehabilitación de este medio de transporte.

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) le dio ayer vía libre al programa de concesiones mediante el cual los particulares podrán rehabilitar y mantener 1.880 kilómetros con una inversión superior de 545.000 millones de pesos.

Según el Conpes, teniendo en cuenta los costos de inversión y la baja movilización inicial de carga, se hace necesario el aporte de recursos públicos para alcanzar la viabilidad financiera de las concesiones. Por lo tanto, alrededor del 53 por ciento del valor de la inversión será aportado por el sector público y el 47 por ciento restante por el privado.

Tal como lo había revelado EL TIEMPO hace unas semanas, las concesiones se harán en los tramos Puerto Salgar-Santa Marta, Buenaventura-Medellín, Medellín-Grecia y Bogotá-Belencito.

Sin embargo, según el presidente de Ferrovías, Jaime Ramos, dependiendo de los resultados que adelante, la empresa estatal podrá promover la participación financiera de las regiones para construir y mejorar líneas que considere convenientes.

Entre ellos se encuentran los tramos de Neiva-La Dorada, Bogotá-Puerto Salgar, Espinal-Ibagué, Bucaramanga-Puerto Wilches, La Caro-Lenguazaque y Zarzal-Armenia.

La modernización de las vías férreas permitirá que la capacidad de la red se incremente para movilizar cargas superiores a los 8.4 millones de toneladas al año en los primeros años de operación.

la implantación de este plan de acción se realizará a través de dos etapas.

En la primera se hará un programa de mantenimiento y solución de puntos críticos a lo largo de toda la red. Para ello Ferrovías cuenta este año con 29.000 millones.

Lo que se busca, en primera instancia, es mantener el tránsito de operadores en los tramos activos de la red, reducir el nivel de descarrilamientos e interrupciones en la operación y aumentar las velocidades comerciales a 18 kilómetros por hora.

Simultáneamente, se implantará un programa de rehabilitación y mantenimiento a través del sistema de concesiones mixtas.

En 1998, cuando finalice esta etapa, la velocidad deberá alcanzar los 36 kilómetros por hora y el índice de descarrilamientos será inferior al uno por ciento.

Pero la nueva política en este sector, no involucra sólo al modo ferroviario.

Con el fin de garantizar la interacción del ferrocarril con el sistema de transporte, la rehabilitación de la red se va a complementar con la habilitación de terminales interiores y centros de transferencia de carga.

Para ello, Ferrovías deberá impulsar el establecimiento de terminales y centros de transferencia, utilizando las instalaciones de estaciones, apartaderos, terrenos y equipos existentes en los principales puntos de la red.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.