EMERGENCIA EN LA CONTRALORÍA

EMERGENCIA EN LA CONTRALORÍA

La Contraloría Departamental de Boyacá atraviesa por una de las peores crisis de su historia. El presupuesto de la entidad para este año apenas alcanza para cubrir los gastos de funcionamiento hasta el mes de mayo.

12 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Además de eso el contralor, Ramiro Avella Soto, dijo que ha encontrado que existen retrasos hasta de año y medio en el examen de cuentas de los municipios y que hasta la fecha ningún municipio conoce con exactitud si el resultado de su gestión del año anterior fue bueno o fue malo. Este último aspecto, ha obligado al Contralor a adoptar un plan de emergencia.

Avella y la Asamblea Departamental deberán buscar una salida jurídica al problema que se ha generado por la decisión del Tribunal Admninistrativo de Boyacá que ordenó, mediante sentencia, que las partidas anuales para gastos de la Contraloría no pueden exceder el dos por ciento del presupuesto del departamento.

Algunos juristas aseguran que la sentencia del Tribunal fue proferida teniendo como base la Constitución de 1886 y no la de 1991. Es muy posible que dentro de las sesiones extraordianrias de la Asamblea, el Contralor presente un proyecto de ordenanza mediante el cual se ordenen traslados presupuestales que cubrirían el déficit cercano a los 1.200 millones de pesos existente para este año.

Poda burocrática El contralor, Ramiro Avella Soto, dijo que es necesario adelantar en forma inmediata una reforma administrativa de la entidad a su cargo. Algunos políticos han convertido a la Contraloría en el cuarto de alojamiento de su harem conquistado en sus correrías de campaña, cuando no en cuartel general de sus troperos electorales , aseguró.

Sin embargo, muchos no creen que exista voluntad política de la Asamblea para hacer un recorte burocrático en cerca de 200 cargos. El ex contralor Francisco Villamil Salazar ya presentó un proyecto de ordenanza mediante el cual solicitaba la disminución de 132 cargos. Algunos diputados de la anterior vigencia, que se negaron a darle siquiera el primer debate al proyecto, dijeron que lo que pretendía Villamil era un verdadero atentado contra la clase obrera .

El mismo Villamil Salazar consultado por Boyacá 7 días dijo sobre el examen de las cuentas municipales, que no es necesario decretar ninguna emergencia porque los problemas y dificultades en las cuentas solamente se presentan en 22 municipios de los 116 a los que la Contraloría les ejerce vigilancia. Una medida de esas seria exagerada , anotó Villamil.

Sobre otros aspectos que tienen que ver con el funcionamiento de la Contraloría, el actual contralor, Ramiro Avella, anunció que ordenará que todos los funcionarios ocupen los puestos para los cuales fueron nombrados y que vigilará el cumplimiento de los horarios de los empleados para que no marquen tarjeta y después se dirijan a la Plaza de Bolívar a enterarse de las noticias del día o a escoltar a sus jefes políticos .

Finalmente, indicó que en el proceso de conformación de la Sociedad Anónima Lanceros Boyacá, sería conveniente que los boyacenses conocieran con cuántas acciones va a quedar allí representado el Departamento, máxime cuando fue con recursos oficiales con lo que se pagó el valor de la llamada ficha técnica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.