EL MUSEO NEGRO BUSCA SEDE

EL MUSEO NEGRO BUSCA SEDE

Cartagena es la ciudad del país con mayor ancestro negro en Colombia. Los hechos históricos relacionados con el comercio de esclavos y la misma vida y obra de San Pedro Claver así lo atestiguan.

27 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Aquí, sin embargo, como en el resto del país, la discriminación racial existe en la práctica y el último testimonio de ello lo constituye el Museo de Arte Negro, que no ha podido encontrar una sede a pesar de haber tocado su mentor, Juan Zapata Olivella, más de una puerta.

Zapata ha dedicado varios años a coleccionar piezas de valor artístico, elaboradas por negros y que hablan de su cultura, con el ánimo de conformar un museo que funcione en Cartagena, pero el espacio físico para que sean admiradas, no se ha logrado hallar.

De modo que, mientras se encuentra, las mantiene celosamente guardadas en una sala de su casa, La Cartujita , localizada en la calle del Curato, en el barrio colonial de San Diego.

El ex embajador en Haití, solicitó al gobierno del presidente César Gaviria que se estudiara la posibilidad de ubicar el museo en un salón de la casa del Marqués de Valdehoyos, pero no hubo respuesta.

Al gobierno distrital también se ha dirigido sin resultados positivos hasta el momento.

Sin embargo, el museo encontró un mecenas, el industrial farmacéutico cartagenero Policarpo Bustillo Sierra, quien se encargará del montaje de las piezas: esculturas, pinturas, dibujos, artesanías, tapices, instrumentos, tallas y cuadros.

La memoria de los pueblos se guarda no solamente en los libros de historia, sino en el cerebro de los museos -dice Zapata-, desde las odas de Píndaro, los relatos de Heródoto y las esculturas de Fidias, que son testimonio de los grandes valores espirituales en las remotas épocas de los griegos .

Cree, además, que puede convertirse en un atractivo turístico de primer orden si se combina su esencia con la historia misma de la ciudad.

Y que también mostraron su garra cuando se refugiaron en Palenque y desde allí tuvieron la osadía de atacar a Cartagena, encabezados por el legendario Bencos Biojó.

Aquí en Cartagena tenemos varios museos: el de Rafael Núñez, el de arte Moderno, el Naval del Caribe, y por qué no contar con uno que sea testimonio de lo que representó la etnia de ébano desde el transplante de los primeros contingentes de africanos para la servidumbre de América? , se pregunta Zapata.

Las piezas que conforman el hoy museo clandestino de Zapata Olivella han sido adquiridas en Africa, islas del Caribe, los Estados Unidos y podrán ser admiradas por los cartageneros y los miles de turistas que aquí llegan, procedentes de otras regiones del país y el exterior.

Lo que no quiero es morirme sin ver el Museo de Arte Negro de Cartagena convertido en realidad , dice Zapata, quien junto con sus hermanos Manuel y Delia, conforman una trilogía defensora de los valores de su raza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.