TRAS LOS PASOS DE EL HOMBRE

TRAS LOS PASOS DE EL HOMBRE

Esta noche cuando la orden presidencial sea la de parrandear hasta que el cuerpo aguante, los vallenatos y quienes acuden al Festival no cesarán de escuchar acordeones cajas y guacharacas durante cuatro días consecutivos.

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Es la oportunidad anual de ver los duelos de nota limpia de aquellos que reviven el espíritu del mitológico Francisco El Hombre, el único que pudo ganarle al verdadero diablo al interpretarle con el arrugado instrumento el credo al revés.

Y sobre los pasos de Francisco, andan tres figuras que son el centro de atención y expectativas, Ciro Meza Reales que no quiere seguir siendo el segundo en las finales; Gabriel Julio, un acordeonero de la sabana al que le ha sido esquivo el festival de Valledupar, e Ismael Rudas, que desde hacia cuatro años no participaba porque estaba afinando notas.

En los últimos cinco festivales, Meza, Julio y Rudas han estado entre la trilogía finalista, pero sin deleitarse con la miel del primer lugar. Las cábalas dan por segura la final entre ellos tres.

Pero la tarea no es fácil, porque deben demostrar su destreza en la Tarima Francisco El Hombre, a partir de mañana viernes, cuando tendrán que enfrentarse y superar a 23 inscritos en acordeones profesionales, en donde también hay figuras con ansias de triunfo.

En el mismo escenario tendrán que vérselas acordeoneros aficionados e infantiles, verseadores o repentistas en la piqueria, y la última creación musical de los compositores. Fiesta es lo que le espera a Valledupar.

La parranda la autoriza hoy el presidente Ernesto Samper, el gobernador Mauricio Pimiento y el alcalde Elías Ochoa, después de que por las principales calles de la ciudad piloneros y piloneras hayan hecho un carnestoléndico recorrido vestidos de blanco ellos y ellas ataviadas con polleras coloradas y flores rojas en sus cabelleras, mostrando la danza que caracteriza el preámbulo de la fiesta.

Cuando la caravana multicolor termine en la Plaza Alfonso López, Iván Villazón cantará el himno de Valledupar, mientras que Andrés El Turco Gil con su acordeón al pecho entonará las notas del Himno Nacional. Viene seguidamente la presentación de los Reyes que serán reemplazados: Iván Ovalle en canción inédita, Sergio Rodríguez, acordeonero infantil; Ivan Zuleta, aficionado; y Julio Rojas, profesional.

Enseguida, se le rendirá el homenaje a los artistas que murieron trágicamente como Juancho Rois, Eudes Granados, Rangel Torres y Patricia Terán y de aquellos que dejan su firme huella en la música como Luis Enrique Martínez El Pollo y Tobías Enrique Pumarejo Don Toba , que estaría a cargo de Diomedes Díaz, si supera inconvenientes por la grabación de su próximo trabajo.

Es apenas el inicio de la maratón festiva porque cuando termine Diomedes, la Sony Music regala a los vallenatos la presentación de sus mejores agrupaciones vallenatas, como Los Betos, Juan Piña y Orangel Maestre y Julio Rojas. En ese instante la comitiva presidencial será agasajada o mejor, prolongará la danza del pilón en el Club Valledupar.

Es el viernes con el primer guayabo de la primera noche de parranda, cuando las competencias comienzan en firme hasta dar con los finalistas del sábado (aficionados e infantil) y del domingo (profesionales, piqueria y canción inédita).

En los tres días que quedan las veladas serán animadas por conjuntos musicales de las casas disqueras Fuentes con Los Chiches del Vallenato, los Embajadores Vallenatos, y Codiscos, que trae a el Binomio de Oro, Los Diablitos, Ivan Villazón, Miguel Morales, Las Diosas del Vallenato, Las Musas del Vallenato y Farid Ortiz (el viernes); Discos BMG que presenta a Moisés Angulo y su Gente del Camino (el sábado); y Sonolux en coordinación con Colombiana regalan el espectáculo de Carlos Vives y La Provincia durante el cierre del evento (el domingo).

Además de las tradicionales competencias folklóricas del Festival, en el escenario, que es toda la ciudad se registra el festival internacional de riñas de gallo en el Coliseo Gallístico Miguel Yaneth, se escenifica la Leyenda Vallenata (cuando Los indio Tupes luchan contra el invasor español), y se rinde homenaje a la patrona de la ciudad Nuestra Señora del Rosario.

Simultáneamente, se registran exposiciones de arte en la Casa de la Cultura, la galería de Chicho Ruiz, Galería Picasso. Y en esa ocasión, en el Teatro Royal, Estela Durán Escalona, lidera un homenaje al maestro Rafael Escalona, por su 50 años de vida artística. Así está pintado el festival en Valledupar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.