EL CYRANO CRIOLLO:

EL CYRANO CRIOLLO:

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Está tan difícil conseguir camello que la ley del rebusque parece no tener límites, pues ayer con ocasión del día de las secretarias se paró en la puerta del CAM un tipo a vender rosas y poemas de amor como si fuera Cyrano de Bergerac. Tenía escritos acrósticos, cartas de arrepentimiento, odas para enamorar y hasta para pedir disculpas por aquello de los cachos. Por solo mil pesitos no era sino poner el nombre de la niña y firmar como si uno fuera el autor de aquellas lacrimógenas letras, para quedar como un príncipe hasta el momento que la una le cuente a la otra. Pues cuando la otra le diga a la una: !ay mija el mío también se fajó! no fregués, mostrame. Y cuando vean que están escritas por el mismo Cyrano se van a jalar las greñas y el príncipe quedará convertido en sapo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.