LOS NIÑOS II

LOS NIÑOS II

Haciendo caso de las invitaciones a reflexionar durante la Semana Santa, valdría la pena divulgar las preocupaciones que llenaron nuestro tiempo en los días pasados, y retomando temas de columnas anteriores, debo señalar que los niños como fuente de vida y forjadores del futuro, son un espectro complejo que averguenza nuestras conciencias y golpea la indiferencia de siempre.

18 de abril 1995 , 12:00 a.m.

No son sólo los niños de la calle que mitigan el dolor y el hambre con la inhalación de pegante. Son también los infantes que sufren maltrato en sus hogares y les niega la posibilidad de la salud, la educación y las oportunidades. Esta reflexión, fuera de zalamerías, es simplemente la más evidente violación de los derechos humanos, sin que exista una actitud clara de una sociedad que es incapaz de ejercer el amor por el futuro y luego irrespeta al pasado cuando tampoco le importa la suerte de los niños del ayer. Los ancianos de hoy.

Un triste panorama tienen los niños colombianos cuando su escenario primigenio, la familia, se destruye en la intolerancia, la angustia y la pobreza.

No tengo la influencia suficiente, de pronto nula, para ser promotor de una convocatoria ciudadana que asuma sin cobardía la responsabilidad de respetar y hacer velar los derechos de los niños en Villavicencio. Esa convocatoria que apenas quiero insinuar debe ser liderada por el gobierno, el sector privado y la comunidad en general. No se trata de una convocatoria de caridad o con cara de relaciones públicas. Es muy simple, se trata de una convocatoria de acción que fije una política concreta de reconstruir la familia, atender a los niños y crear condiciones para que el futuro sea halageño y no un castigo a la indiferencia y la omisión.

Haber. Quién toma la bandera de los niños y quienes acudirán al llamado de acción. Es en serio, ciudadanos. +Acaso no reflexionamos en Semana Santa sobre la vida, la justicia y la responsabilidad de cada uno de nosotros en este mundo en el que ya fuimos niños y pronto seremos ancianos?.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.