EN KENNEDY, EL DESCUIDO FUE MORTAL

EN KENNEDY, EL DESCUIDO FUE MORTAL

La causa de la muerte de cinco recién nacidos, el pasado martes, en el hospital de Kennedy se debió al suministro de una droga equivocada.

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Así lo informó ayer el ministro de Salud, Alfonso Gómez Duque, en una rueda de prensa, en la que además explicó que lo que pasó fue que la solución salina, generalmente utilizada para disolver los antibióticos, contenía una droga llamada bromuro de pancuronio, comercialmente conocida como Pavulón, que es un relajante muscular, utilizado en procedimientos de anestesia.

Esta sustancia en sí misma no implica ningún tipo de peligro si es aplicada adecuadamente, es decir que el paciente esté bajo tratamiento con oxígeno, ventiladores y entubación. Si no se suministra bajo estas circunstancias, puede ser letal, como ocurrió en el caso de los recién nacidos.

Lo que esta droga hace es relajar los músculos, así que el efecto que causó en los bebés fue relajarlos hasta que les paralizó el corazón.

Estas conclusiones se obtuvieron luego de que el departamento de toxicología de la Secretaría Distrital de Salud (SDS) hiciera pruebas a las drogas y elementos que se suministraron y utilizaron en la mañana en la que fallecieron los recién nacidos.

El Ministro aseguró que se está trabajando para que lo ocurrido en el hospital de Kennedy no vuelva a repetirse.

Así mismo, anunció que se integró un bloque de investigación con la Fiscalía y la Superintendencia de Salud, que se encargará de investigar los hechos hasta encontrar los responsables.

Las preguntas de quién tuvo la culpa y cómo llegó el Pavulón a la solución salina aún están por resolverse.

Qué se está haciendo Hasta el momento, dijo el director del hospital de Kennedy, Miguel Ramírez, se han tomado medidas como la de cerrar, hasta que terminen las investigaciones, la unidad de recién nacidos y el dispensario de lactancia.

El director del hospital informó que los 22 pequeños que están en la unidad no fueron trasladados y que permanecerán allí hasta que terminen su tratamiento.

Además, de los dos bebés que se encontraban en estado crítico, uno de ellos fue trasladado a la unidad de recién nacidos del hospital Simón Bolívar y está fuera de peligro. El otro está en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Kennedy. Su estado es crítico y su pronóstico reservado.

Así mismo, la comisión del plan del Concejo citó a la secretaria de Salud, Beatriz Londoño, al director del hospital de Kennedy, Miguel Ramírez, y a los ediles de la localidad con el propósito de hacer un debate sobre la muerte de los menores.

El patólogo Mario Hernández, encargado de realizar las necropsias a los niños que fallecieron en el Hospital de Kennedy, aseguró que después de haber realizado los exámenes pertinentes y de haber tomado las muestras de todos los líquidos del cuerpo que puedan conducir a esclarecer los hechos ocurridos, únicamente toca esperar el resultado de las pruebas.

Este procedimiento puede demorar entre 15 días y un mes. Mientras tanto, es muy arriesgado lanzar hipótesis sobre la causa de la muerte de los menores, indicó el médico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.