SON LOS LÍDERES TRAS BAMBALINAS

SON LOS LÍDERES TRAS BAMBALINAS

Los nombres de Libardo Leyton, de Manzana Postobón; de Egidio Sierra, de Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín, y de Pedro Estupiñán, de Pony Malta-Avianca, no aparecen por ningún lado en la clasificación general ,tampoco en la de montaña y mucho menos en la de metas volantes. Sin embargo, en su campo, ellos son los otros líderes de la Vuelta a Colombia-Colmena.

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La carrera de Leyton, Sierra y Estupiñán, tres de los grandes coequiperos de la Vuelta, empieza en la madrugada y termina muchas horas después de haber cruzado la línea de meta, sin la mínima opción de perder un solo segundo.

En la estrategia de cada equipo son definitivos. Siempre están ahí, pendientes de los corredores y el tema de conversación de mañana, tarde y noche, el mismo: la etapa del día. Son los confidentes de los ciclistas, el paño de lágrimas, el amigo...

El hombre orquesta Egidio Sierra no es el capo del equipo, pero si el hombre orquesta del Orgullo Paisa. Es todero: alimentador, masajista y mecánico, si es necesario.

Quince de sus 38 años los ha invertido en jornadas que empiezan a las 3:30 o 4 de la mañana hasta las 5 o 6 de la tarde. Empezó de auxiliar limpiando zapatillas y lavando ropa. Ahora es quien define el menú para cada etapa.

Trato de hacerlo variadito, porque los ciclista son muy exigentes. Les preparamos sanduchitos de brevas con arequipe o de pan con melocotón, para que no se cansen , contó.

En su faceta como masajista, inventó una fórmula especial, que, dice, es muy exitosa. La idea me la dio una señor de una finca. Hicimos la mezcla y se le entregué al kinesiólogo de Nacional. Los resultados fueron tan buenos, que la empecé a utilizar con los ciclistas. Experimenté con Carlos Mario antes de a Vuelta del 93, que al final ganó. De ahí para acá la hemos seguido usando.

La fórmula es con Vacol, que sirve para deshinchar la ubre de las vacas; ungento cien, para los golpes; vacolina, para abrir los poros, y las cremas que generalmente uno usa -dencorub, trigésica, feldese y voltaren-. Ha sido un éxito , confesó.

Admite que no se preocupa de no poder ver la etapa, porque en la camilla Juan Diego Ramírez siempre se encarga de contarla de principio a fin, sin omitir un solo detalle.

Sus 91 kilos de pesos le han ayudado a ser el guardaespaldas oficial del Orgullo Paisa. En la Vuelta que ganó Jaramillo, cuando este terminó la contrarreloj dejó las gafas a un lado y se las iba a robar. Atrapó al ladrón y con una mano lo mandó por encima de las vallas de protección. Desde entonces, nadie se le ha vuelto a medir.

Pedro, el rápido Pedro Estupiñán, el mecánico de Pony Malta-Avianca, es otro de los ases ocultos de la Vuelta a Colombia. Fue campeón nacional de turismeros en el 79, cuando también consiguió el título de ciclista del año en Cundinamarca, y corrió la Vuelta a Colombia del 86.

Se demora ocho segundos cambiando una rueda trasera y cinco, una delantera.

Cada vez que se produce un pinchazo yo tengo que ser el más tranquilo, porque los ciclistas se ponen muy nerviosos. En esta Vuelta, José Ibáñez es el hombre que más pinchazos ha sufrido .

Todos los días, una vez terminada la carrera, le esperan 18 bicicletas en su taller rodante de Pony Malta, que debe lavar y lubricar. Ya se le ha vuelto un costumbre diaria revisar las bicicletas, así no se hayan utilizado. Lo primero que empaca a la hora de salir es la caja de herramientas.

Se pone muy mal, pero no se descontrola, cuando a uno de los corredores de su equipo le va mal, porque siempre le queda el mismo interrogante: sería por culpa mía? De ciclista a masajista Libardo Leyton, el masajista de Manzana Postobón, quería ser ciclista. Pero muy temprano se dio cuenta de que no tenía condiciones. No le rendía cuando se subía a la bicicleta y entrenaba al lado de Néstor Mora.

La amistad con Mora le dio el tiquete de entrada al ciclismo grande, cuando en el equipo necesitaban una persona que manejara un carro. Lavó bicicletas y uniformes, hasta cuando Raúl Meza, el técnico de ese entonces, le dijo que para viajar debía ser masajista o mecánico.

Y se hizo masajista. José Luis Vanegas, El Mayordomo , fue su primer paciente. Un caso curioso, porque como cuenta el mismo Leyton, de ahí en adelante no volvió a ganar nada.

Sus pacientes nunca se han quejado, porque a todos los sabe atender.

A los ciclistas les da por seguir hablando, siguen haciendo cuantas de lo que pasó, así ya no haya nada que hacer , contó Leyton. Sin embargo, cada uno tiene su lado especial cuando se acuesta en la camilla.

Tiene muy bien identificados a sus pupilos. A Rúber Albeiro Marín hay que ponerle rancheras a la hora del masaje; Efraín Rico acostumbra habla de negocios; a Juan Carlos Rosero le hablo como pastuso y se ríe todo el tiempo; Edgar Ruiz se concentra tanto, que más bien se desdobla; y a Nelson Rodríguez, cuando le va mal, no para de hablar un segundo .

Sufre cuando un hombre de Manzana está quedado, pero si es uno de sus pacientes de la camilla, la angustia es peor.

POSICIONES La llegada de la octava etapa de la XLV Vuelta a Colombia-Colmena, en la que se impuso el caldense Luis Alberto El Pollo González, de manzana Postobón.

Resultados : Etapa : 1. Luis Alberto González, Manzana Postobón, 2h 55m 45s; 2. Jorge León Otálvaro, Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín, mt; 3. Miguel Sanabria, Gaseosas Glacial, mt. 4. Libardo Niño, Pony Malta-Kelme, mt; 5. Alvaro Lozano, Manzana Postobón, mt.

General: 1. Niño, 35h 57m 10s; 2. JJ. González, a 47 segundos; 3. Juan Diego Ramírez, Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín, a 1m 28 segundos; 4. Pedro Rodríguez; Pony Malta-Avianca, a 2m 37s; 5. Elkin Barrera, Gaseosas Glacial, a 2m 48s; 6. Palacio, a 2m 54s; 7. Carlos Marío Jaramillo, Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín, a 3m 16s; 9. LA. González, a 4m 56s; 10. Elder Herrera, Ron Medellín-Lotín, a 5m 46s.

Hoy, novena etapa entre Buenaventura y Buga, sobre 122,3 kilómetros. Habrá dos metas volantes y un premio de montaña de primera categoría (Alto de Calima).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.