DETENCIÓN DOMICILIARIA PARA REGINA BETANCUR

DETENCIÓN DOMICILIARIA PARA REGINA BETANCUR

Amparada en su condición de senadora, Regina Betancur de Liska le habría exigido una comisión en dinero a varios empleados, subalternos suyos, en el Congreso.

27 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Por tal razón, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, en desarrollo de una investigación penal, dictó ayer medida de aseguramiento contra la hoy ex senadora.

La medida consiste en detención domiciliaria, además de una caución prendaria, consistente en diez salarios mínimos mensuales.

La Sala Penal de la Corte investiga a la ex senadora Betancur de Liska, más conocida como Regina 11 , por el presunto delito de concusión.

Según pruebas que el Consejo de Estado remitió a la Corte, además de otras que la Sala Penal ha ordenado en desarrollo de la investigación, Betancur de Liska, en su calidad de miembro del Congreso, le exigió varias veces comisiones en dinero a algunos empleados del organismo legislativo.

La investigación contra la ex senadora se originó en una denuncia penal instaurada por la señora Teresita de Jesús, quien junto con otros empleados del Congreso, presentó una queja ante el Consejo de Estado, que a su vez remitió las pruebas a la Corte.

De acuerdo con la denuncia, la ex senadora Betancur de Liska les cobraba comisiones, por un porcentaje cercano al 40 por ciento, a varios empleados del Congreso que debían darle el dinero de sus ingresos mensuales y de otras prestaciones que recibían por su trabajo.

La Sala Penal de la Corte estudió las pruebas recaudadas hasta el momento y decidió que existen méritos suficientes para dictar la medida de aseguramiento de detención domiciliaria, por lo cual la ex senadora Betancur de Liska tendrá que permanecer recluida en el lugar normal de su domicilio, según lo ordena la ley para estos casos.

El presidente de la Sala Penal, magistrado Nilson Pinilla Pinilla, dijo que la detención domiciliaria obliga a que Betancur de Liska permanezca efectivamente privada de su libertad. Esto significa -dijo-, que será una detención restrictiva igual a la que afecta a los reclusos normales que van a la cárcel, con la única diferencia de que a Regina, en su calidad de ex congresista, se le concederá el beneficio de permanecer en las cuatro paredes que conforman su domicilio.

Ahora, es al Instituto Nacional Carcelario y Penitenciario, Inpec, al que le corresponde vigilar el cumplimiento de lo dispuesto por la Corte, mientras que la Sala Penal continúa con la investigación y recauda las pruebas suficientes.

No obstante, el magistrado Pinilla destacó la colaboración de parte de la ex senadora, de quien dijo, hace dos semanas se presentó a indagatoria y manifestó estar dispuesta a colaborar al máximo con este proceso.

El presidente de la Sala Penal aclaró que la ex senadora Regina 11 tendrá la plena posibilidad de demostrar su inocencia y de presentar las pruebas que considere necesarias para ello.

A partir de ahora, la Sala Penal de la Corte tendrá 4 meses para allegar nuevas pruebas, recibir los descargos de la ex senadora, calificar el sumario y dictar la resolución de acusación, si ese es el caso, dijo el presidente de la Sala Penal.

El magistrado Pinilla aclaró que la decisión nada tiene que ver con los casos que el máximo tribunal de justicia del país deberá conocer en contra de los nueve congresistas y que solo se debió a una coincidencia en la actividad de la Corte Suprema de Justicia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.