ITALIA CONMEMORA FIN DEL FASCISMO

ITALIA CONMEMORA FIN DEL FASCISMO

Italia conmemoró ayer el quincuagésimo aniversario del fin del fascismo mientras las fuerzas activas durante la Segunda Guerra Mundial continúan protagonizando la política actual.

26 de abril 1995 , 12:00 a.m.

En Milán unas 100 mil personas se reunieron en la Plaza Duomo, a poca distancia de la Plazuela de Loreto donde Benito Mussolini, su amante Claretta Petacci y otros fascistas fueron ejecutados el 28 de abril de 1945.

Tres días antes, el 25 de abril, el movimiento partisano opuesto al fascismo se sublevó en el norte de Italia y las fuerzas aliadas cruzaron el río Po mientras se retiraban los soldados alemanes.

Varios políticos asistieron a la manifestación de Milán incluido el presidente Oscar Luigi Scalfaro que depositó una corona de flores en las Cuevas de Ardeatine donde los nazis asesinaron a 335 personas.

Las fuerzas políticas que apoyaron al movimiento partisano, cristiano-demócratas, comunistas y socialistas, dominaron la vida pública italiana hasta 1993, cuando el que fuera siete veces presidente del Gobierno italiano, Giulio Andreotti fue acusado de presunta asociación mafiosa.

Expulsan a berlusconistas La nota amarga estuvo en a cargo de grupos de izquierda que atacaron a simpatizantes del ex primer ministro Silvio Berlusconi cuando estos trataban de sumarse a la manifestación.

Berlusconi, ex primer ministro y magnate de los medios de comunicación, había anunciado que deseaba participar en la ceremonia.

Pero el anuncio disgustó a su adversario político Umberto Bossi, el líder del partido Liga del Norte, quien rompió con la coalición gobernante de Berlusconi en diciembre, lo que obligó a éste a renunciar como primer ministro.

Bossi dijo que la presencia de Berlusconi era una amenaza a la democracia . Miembros del comunismo de línea dura se unieron a la denuncia y esgrimieron la alianza política de Berlusconi con un partido de raíces fascistas.

Euforia en la izquierda La izquierda italiana celebró los 50 años de la liberación nazi con la ilusión y la euforia corriendo por su vieja sangre como la pócima de una resurrección. Según palabras del secretario del Partido Democrático de la Izquierda (PDS), Massimo D Alema, la izquierda se ha convertido, por primera vez en la historia de Italia, en una alternativa de gobierno .

La coalición de centro-izquierda, liderada por los ex comunistas del PDS, se impuso el domingo en las elecciones administrativas italianas al bloque de Silvio Berlusconi en 9 de las 15 regiones donde votaron 43 millones de electores.

Además, el PDS, con el 24,7 por ciento de los votos, se consagró como el primer partido de Italia, seguido de Forza Italia con el 22,4 por ciento y la ex neofascista Alianza Nacional con el 14,1 por ciento (aliados).

La jornada del 25 de abril, tiene un significado muy claro: es una señal contra el movimiento político de centro-derecha que presenta graves riesgos para el país afirmó ayer el conocido periodista Giorgio Bocca, que formo parte de la resistencia italiana.

Berlusconi había convertido estas elecciones en un referendum sobre su propia persona y su exigencia de elecciones anticipadas para junio. Ambas hipótesis se han visto desbaratadas en las urnas.

No obstante analistas estimaron que la izquierda lanza las campanas al vuelo con demasiada precipitación. En Italia, las ecuaciones políticas de poder y voto son muy diferentes en las elecciones administrativas y en las generales. Donde vence hoy una izquierda más o menos reformista puede ganar mañana la derecha berlusconiana.

Estas elecciones han demostrado también que la dulce y próspera Italia está dividida, casi a partes iguales, entre izquierda y derecha. Partidarios de conservar casi intacto el estado del bienestar y favorables a desmontarlo a pedazos.

Según los politólogos, si el escasamente homogéneo bloque de centro-izquierda pretende ganar las elecciones generales debe renunciar de una vez para siempre, primero al comunismo y después al post comunismo militante para convertirse en un partido de izquierda occidental y reformista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.