BORIS YELTSIN SE APODERÓ DE LEBED

BORIS YELTSIN SE APODERÓ DE LEBED

En una jugada a la vez electoral y de largo alcance, Yeltsin incorporó ayer a la cúpula del Kremlin al candidato sorpresa de las elecciones del domingo, Aleksander Lebed, deshaciéndose, de paso, de su fiel pero impopular ministro de Defensa, Pavel Grachev.

19 de junio 1996 , 12:00 a. m.

El Kremlin se movió a toda velocidad. Escasas 24 horas después de conocido el resultado de la primera vuelta de la elección presidencial del domingo, Yeltsin se sentó ayer en la mañana ante las cámaras a firmar el decreto de nombramiento del general Lebed, que logró casi el 15 por ciento de los votos, como secretario del Consejo de Seguridad y ayudante del presidente en materia de seguridad nacional.

No es un nombramiento sino una unión de dos políticos y dos programas , dijo Yeltsin. Los que votaron por Lebed han dado instrucción al presidente de ejecutar lo que vieron de bueno en su programa , añadió, precisando que corregirá el suyo propio en materia de manejo y reforma de las Fuerzas Armadas, seguridad y lucha contra el crimen y la corrupción.

Yo elijo a Yeltsin En el país hay dos ideas, una vieja y agotada por mucha sangre e innumerables víctimas y sufrimientos, y una nueva realizándose lamentablemente de mala manera. Yo elijo la nueva , dijo Lebed puntualizando el obvio compromiso electoral que su designación conlleva.

En una conferencia de prensa y una entrevista televisada el general reveló que el Consejo de Seguridad sufrirá profundos cambios y se convertirá en un organismo con amplios poderes para garantizar la seguridad del Estado. La cual, a juicio de Lebed, abarca casi todas las esferas de la vida.

Hay que limpiar todo el mugre y la suciedad de la cara de Rusia y yo vengo a hacerlo y las relaciones con los (estados) vecinos dependerán de la actitud que tengan con los rusos que viven en su territorio , son algunas de sus frases más comunes y reflejo de su predilección por los métodos autoritarios y tajantes.

Adiós a Grachev Aunque indirectamente, la primera cabeza que cortó Lebed fue la ministro de Defensa ruso, Pavel Grachev, cuya renuncia Yeltsin anunció ayer haber aceptado.

Grachev, que renunció antes de la posesión de Lebed, era el militar más fiel a Yeltsin , fue jefe directo de Lebed y después oponente y causante de la salida de éste último de las Fuerzas Armadas.

El ministro de Defensa ruso, de 44 años y en el cargo desde mayo de 1992, fue objeto de innumerables acusaciones de corrupción y escándalos que le valieron el mote de Pasha Mercedes (Pasha es diminutivo de Pavel) por la supuesta compra irregular de autos de lujo para su uso. Su fidelidad a Yeltsin , sin embargo, le permitió resistir todo. Hasta hoy.

Grachev estuvo con Yeltsin durante el golpe comunista de agosto de 1991 y el alzamiento parlamentario de octubre de 1993. Lebed fue en repetidas ocasiones su subordinado directo. Pero en 1995 éste, reticente al retiro de sus tropas de Moldavia y crítico de la guerra en Chechenia, se enfrentó con Grachev. En junio, el general Lebed, a instancias de Grachev y venia de Yeltsin , se vio obligado a dejar las Fuerzas Armadas. La política le dio a Lebed su anhelada venganza.

Aún no hay reemplazo para Grachev, de quien se rumora podría ir a la representación rusa ante la OTAN. El jefe del Estado Mayor, Mijail Kolesnikov, asumió de forma temporal el ministerio.

Buen primer golpe El carácter electoral de estos cambios es evidente. Yeltsin , para asegurarse la reelección, no se limita a cooptar a Lebed sino también a parte sustancial del programa del autoritario general, incorporándolo al centro del poder en Rusia.

El Consejo de Seguridad es comparado con el máximo orgasmo comunista, el Politburó. Sus sesiones son cerradas y terminantes. En él se resolvieron la guerra en Chechenia, la política frente a la OTAN, la doctrina de seguridad nacional y muchas otras cosas. A Lebed no se le dio un ministerio sino el control de todos los ministerios relacionados con la seguridad (Defensa, Interior, Servicio de Seguridad Federal, Tropas Guardafronteras y demás). Y, para ratificar que no sólo coordina esos organismos sino que cuenta a la hora de definir política, recibió el influyente cargo de ayudante presidencial de seguridad nacional. Y la promesa de que las funciones del Consejo de Seguridad serán ampliadas aún más.

Primer round hacia la segunda vuelta que pierden los comunistas. La alianza con Lebed fortalece las posibilidades de Yeltsin para la segunda vuelta, pero el electorado de Lebed es un misterio y ni Yeltsin ni Ziuganov tienen fundamento para estar seguros de sus simpatías, pese a que el propio Lebed las incline en favor del primero.

Intento de golpe Lebed comenzó en su nuevo cargo como jefe del Consejo de Seguridad ruso, armando escándalo.

En su primera rueda de prensa dijo que los partidarios del general Grachev intentaron organizar el G.K.CH.P. número tres (nombre del comité comunista golpista de agosto de 1991) levantando los ánimos de los comandos de la guarnición de Moscú y las Fuerzas Aerotransportadas .

En el programa Héroe del Día , de la cadena NTV, fue más detallado. Contó que en la habitación de descanso de Grachev , varios generales (dio los nombres), entre las 9 y10 de la mañana dijeron a Grachev que levantara las tropas para presionar al presidente Yeltsin a no destituirlo.

Lebed dijo que había acudido al comando de la guarnición de Moscú y de las Fuerzas Aerotransportadas, dando orden de bloquear toda directiva de Grachev y de telegrafiar a las tropas sobre los cambios en la cúpula. Con ello, dijo, el conato de golpe fue suprimido de raíz.

Aparte su propia denuncia, no hubo ninguna otra confirmación del hecho.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.