EL BERRINCHE

Lo sufrí antenoche en mi casa. Daniel, el niño de tres años de mi amiga Juliana, vaciaba feliz un pote de miel de abejas sobre el teclado de mi computador. Lo pillé y le encimé dos coscorrones y un pellizco. Se armó la gorda porque el niñito me lanzó un aguacero de madrazos y palabrotas feas. La madre, al oírlo, gritó angustiada: Dios mío... Auxilio... Se va a desmayar... le dio el berrinche .

19 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Y el berrinche llevó a que el estadio de fútbol de Barranquilla lo destruyeran dos mil iracundos aficionados. Y muy berrinches con la ministra María Emma Mejía andan cuatro millones de mujeres que tienen hijos en escuelas y colegios. La ministra, tan dulce y suavecita, decidió que en adelante, por desaplicado, anarquista o ausentista que sea un alumno, jamás perderá el año. Ah, caraxos! María Emma: si hoy son desaplicados con libreta y miedo a perder el curso, cómo se portarán cuando lo tienen ganado desde la matrícula? Lo mejor ya viene: les mandarán el cartón de bachillerato a la casa por correo. Oh, mi amada ministra!: exijo que me manden el mío ya que por sobón, anarquista y desaplicado nunca llegué al dulce honor de bachiller.

El berrinche, que es como tener la piedra afuera invadió al irrespetado científico Manuel Elkin Patarroyo y al músico vallenato Alfredo Gutiérrez, a quien le robaron en el aeropuerto un maletín con todo, hasta con las fotos de una linda novia cubana.

Otro que anda iracundo en su oratoria es el ministro Horacio Serpa. No le queda bien ser pelietas a un gobierno que tiene gripa, sarampión, paperas y soltura estomacal. Le salió fatal a Horacio Serpa su respuesta a don Hernán Echavarría al decirle viejo ga-ga . Ministro: qué falta de imaginación! Y acaso ser viejo da para esos adjetivos? Y cuántos años tendrá el papá de Horacio Serpa que anda tan arisco con los cuchos ? Sin que yo aspire a puesto público porque soy el más inepto de los mortales, le recomiendo al ministro que se matricule en la escuela de glamour de Chapinero titulada La dulce Geisha. Allí le garantizan un exitoso retoque en los adjetivos, el bigote, el pelo, los chalecos y lo que los políticos vanidosos hoy llaman un replanteo de imagen .

Como soy chismoso, les cuento que un señor de esos importantísimos que tutean a Julio Mario Santo Domingo, Ardila Lulle y al embajador míster Frechette, juró antenoche que Horacio Serpa será el candidato presidencial de los liberales en el 98. Ante eso, veo que el ministro Serpa sí irá al curso de glamour en La Dulce Geisha, porque en las próximas elecciones la pelea, a falta de billete, será un duelo de coquetería tras el voto femenino. Noemí, Juan Manuel, Serpa o Pastrana? Cuál prefieren ellas? Veo muy piedro y malgeniado a este país. Es una pena porque está carísimo, nervioso, caótico, violento y perdimos lo mejor que era la autoburla y el buen humor. Toca reír. Sí, pero de qué diablos nos reímos?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.