CALI ESTÁ IMPOTENTE AL DESASTRE

CALI ESTÁ IMPOTENTE AL DESASTRE

La ciudad no está preparada para enfrentarse a catástrofes naturales ni artificiales de regular magnitud debido a su inadecuada infraestructura hospitalaria, a la carencia de recursos para efectuar controles previos y al desmesurado crecimiento de los riesgos, dijo el médico de coordinación de eventos, Carlos Arturo Arbeláez.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Para mitigar estas falencias se dio vía libre a los organismos de seguridad de Cali a fin de realizar operativos conjuntos con los que se busca disminuir los riesgos que existen en la ciudad a través de la presentación del plan general para la prevención y atención de desastres.

El documento fue elaborado por la Universidad del Valle y el Observatorio Sismológico del Suroccidente (Osso) para detectar los riesgos latentes y posibles, así como evaluar si las entidades de salud están en capacidad de atender adecuadamente un desastre. Según la coordinadora del estudio, Ana Elisa González, este se apoyó en los informes suministrados por las entidades de seguridad y apoyo de la ciudad, a excepción del Cuerpo de Bomberos.

La Secretaría de Salud municipal reveló que en Cali existen 74 entidades que atienden lo referente a salud distribuidos en 11 hospitales, 27 clínicas, 2 centros médicos, 15 centros de salud y 19 instituciones particulares que prestan apoyo. De las 55 entidades oficiales solo siete tienen ambulancia y en total suman 21 de las cuales funcionan de manera normal 9 y el resto mantienen en los talleres. Todas las 19 entidades particulares poseen ambulancia y entre ellas suman 82.

El municipio cuenta con seis centros de transfusión de sangre, dos bancos de sangre categoría A para recibir y donar sangre y dos de categoría B para almacenamiento, las cuales mantienen en déficit, pues de una infraestructura diseñada para 2.600 litros de sangre en promedio mantienen en existencia 350 bolsas de litro.

En cuanto a la parte logística, las 74 entidades cuentan con 292 camillas, 2.504 camas y 41 cunas para una población de 875 mil personas en permanente e inminente riesgo detectados en el estudio, lo que significa que en caso de un desastre se dispondría de una sola cama por cada 310 usuarios.

Los mayores riesgos están en las comunas 1, 2, 4 y 20 por deslizamientos y derrumbes; en las 1, 4, 6, 7, 10, 12, 14 y 15 por inundaciones; en las 1, 2, 7, 13, 15 y 19 por incendios forestales, especialmente; en las comunas 5, 8, 9, 14 por contaminación y alta expansión de gases y olores químicos, contaminación con plomo, bombas de gasolina y basureros crónicos; mientras que en la comuna 16 se detectó la proliferación de pandillas juveniles.

Con esta detección de los riesgos el Comité Local de Emergencia (Cle), el Fondo de Vigilancia y Seguridad de Cali (Visecali), la Cruz Roja, la Defensa Civil y las entidades comprometidas con el municipio, tienen su carta de navegación con la que a partir de hoy comenzarán a trabajar.

Las primeras acciones estarán encaminadas a tomar correctivos para evitar deslizamientos e inundaciones en temporada invernal.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.