ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

En una semana tengo la entrevista para ingresar a la U. No sé qué decir o qué hacer. Algunos me aconsejan que me actualice y lea mucho. También me recomiendan pensar las respuestas para la típica pregunta de por qué voy estudiar esa carrera? Qué debo hacer? Marta.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Antes del día señalado no faltan los consejos sobre cómo ir vestido, qué decir, cómo sentarse y, en fin, cómo actuar frente al entrevistador. También hay recomendaciones acerca de la necesidad de devorar los periódicos del día anterior y aprenderse la larga lista de los nombres de los ministros.

Esa es la situación que vive la mayoría de futuros primíparos cuando van a presentar su entrevista de admisión a la universidad, todo por obra y gracia de amigos y familiares, quienes le llenan la cabeza de consejos que solo confunden y asustan más.

Lo mejor es que dejen de pensar que el encuentro es un hecho mágico y más bien sean conscientes de que el objetivo de la entrevista es demostrar que la decisión que tomaron es la acertada.

Esa es una opinión autorizada: la de la directora de la oficina de orientación profesional de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Lilian María Ortega. Para ella, la mejor recomendación es deshacer esos consejos .

Aún así, hay ciertos parámetros que los jóvenes deben tener en cuenta cuando presenten su entrevista. Uno de ellos es mostrar quiénes son.

Palabras como violento , tenaz , o sea , me nace , me gustó desde pequeño son para mencionarlas entre el grupo de amigos, pero no con el entrevistador porque no arrojan suficiente información ni muestran por qué son buenos para estudiar esa carrera , afirma Ortega.

También es importante ser respetuosos con el entrevistador y demostrar firmeza y seguridad. Las malas posturas en la silla, tutear y esquivar la mirada no ayudan mucho.

La pinta es lo de menos Aunque algunas universidades no evalúan la presentación personal, es conveniente que los futuros universitarios no generen controversia por su pinta.

Esto significa que no se vistan como para llamar la atención porque el entrevistador no se podrá concentrar en las preguntas y respuestas, sino, por ejemplo, en cómo le habrá dolido al muchacho la postura de los aretes en la nariz.

El director de promoción y admisiones de la Universidad de la Sabana, César Betancourt, asegura que no es necesario que los muchachos lleguen con corbata a la moda, sombrero encintado y chupa de boda. Basta con ir sencillos y con las pilas puestas para vender su imagen.

Y para conseguir esto último es necesario que tengan muy en claro por qué van a estudiar esa carrera y no otra, cuáles son las habilidades que se requieren para cursarla y qué van hacer una vez reciban el título.

Finalmente, Ortega recomienda que no se preparen para contestar amablemente sino coherentes con las respuestas. No digan mentiras como afirmar que leen el Mío Cid, cuando no pasan de Condorito. Importantísimo: lleguen puntuales .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.