ABANDONADAS EN CALI 1.214 LUJOSAS PROPIEDADES

ABANDONADAS EN CALI 1.214 LUJOSAS PROPIEDADES

Con el valor de las 1.214 propiedades que abandonaron los narcotraficantes de Cali se podrían construir 1 687.786 casas de interés social o se le podría pagar un mes de salario mínimo a 213 786.266 personas, es decir a toda la población de los Estados Unidos.

11 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Esas 1.214 lujosas propiedades fueron valoradas por el Bloque de Búsqueda en 32 billones 67.940 millones de pesos. Con una mínima parte de este valor se podría solucionar con creces el déficit habitacional de Cali, que es un poco superior a las 100.000 unidades.

Son 964 apartamentos, 65 casas, 135 oficinas, 40 locales comerciales, cinco conjuntos cerrados, dos bodegas, dos parqueaderos y hasta una clínica que hoy se registran como bienes cesantes. Según el Bloque de Búsqueda de la Policía, son propiedades de los narcotraficantes que conformaban el denominado cartel de Cali.

Un año después de la captura de Gilberto Rodríguez, considerado como el cabecilla del cartel, hecho que llevaría al desmantelamiento de la organización, el Bloque de Búsqueda revela que los apartamentos desocupados están valorados en más de nueve billones de pesos, las casas en 23 billones, las oficinas en 12.000 millones, los locales comerciales en 3.600 millones, las bodegas en 400 millones, los parqueaderos en 200 millones, los conjuntos cerrados en 1.740 millones y la clínica en 50.000 millones de pesos.

Según el Bloque de Búsqueda, entre las propiedades pertenecientes a los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez figuran nueve edificios, 12 viviendas, 188 apartamentos y la Clínica Occidente localizada en la autopista sur con carrera 42. Se destacan dos casas ubicadas en la calle 13A con carrera 103A avaluadas en 1.500 millones de pesos; cada una ocupa una manzana y entre los atractivos que ofrecen está la cancha de fútbol. En Ciudad Jardín, en la calle 15 con carrera 106, está una casa cuyo costo asciende a los 300 millones de pesos, propiedad de Martha Lucía Echeverry, la esposa de Miguel Rodríguez.

El informe del Bloque menciona un edifico localizado en la calle 5 con 5A, que tiene sus dos torres de 10 pisos completamente desocupadas; por piso se diseñaron dos apartamentos, cada uno con un valor de 60 millones. Otro edificio, que se levanta sobre la avenida 5 Oeste con 2 cuenta con cinco pisos y 20 apartamentos valorados cada uno en 100 millones de pesos; otra edificación, ubicada en la calle 15 con 6N tiene 30 apartamentos deshabitados, a un costo estimado en 80 millones de pesos cada uno. Estas construcciones, según el Bloque, pertenecen a los Rodríguez.

Los otros edificios cesantes cuya propiedad atribuye el Bloque a los Rodríguez están localizados en la avenida 10N con 7N, en la avenida 9 con 6N, en la carrera 4 con 2A, en la carrera 11 con primera, en la calle 9 oeste con tercera (sus 22 apartamentos están desocupados), en la avenida 3 oeste con 13, donde los 20 apartamentos según el Bloque se encuentran abandonados y otro cerca del río Aguacatal, donde 10 de los 32 apartamentos están desocupados.

Entre 1989 y el primer semestre de 1995 se empezaron a construir en Cali 731.928 metros cuadrados que no tenían como destino final la venta al público, según un estudio de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol). De esa cantidad, 146.291 metros cuadrados eran atribuibles al narcotráfico. El área de vivienda comercializable desarrollada por empresas señaladas por tener conexiones con el cartel alcanzó los 189.940 metros cuadrados.

Las otras propiedades Los bienes muebles pertenecientes a José Santacruz que se encuentran cesantes en Cali suman 109. El Bloque contabilizó seis edificios, 16 casas, una granja avícola abandonada que ocupa dos hectáreas en la Buitrera y 92 apartamentos.

Entre sus propiedades se destaca la réplica del Club Colombia que levantó sobre la avenida Peñas Blancas en Ciudad Jardín, valorada en 5.000 millones de pesos y que hoy nadie visita; en el mismo sector se encuentra una casa todavía en obra negra, pero donde se alcanzaron a invertir 3.000 millones de pesos.

Las propiedades de Helmer Herrera Buitrago suman 124; se contabilizaron cinco casas deshabitadas y 6 edificios con 119 apartamentos abandonados. Entre sus bienes inmuebles aparece un conjunto residencial que se construyó en la calle 1A con carrera 62A, que consta de 316 apartamentos. El 70 por ciento de ellos se vendieron a personas que según el Bloque de Búsqueda no tienen ninguna relación con actividades ilícitas. En el sector de la Buitrera construyó una casa de 500 millones de pesos y dejó otra en obra negra en forma de castillo.

De Juan Carlos Ramírez Abadía se contabilizaron ocho viviendas, siete edificios con 53 apartamentos desocupados, un parqueadero, 50 oficinas, tres locales y tres lotes. Sobresale una casa blindada en la avenida El Lago de Ciudad Jardín valorada en 2.500 millones de pesos; entre sus edificios figura un complejo empresarial ubicado en la carrera 3 con calle 12, donde el 60 por ciento de las oficinas están desocupadas.

De Phanor Arizabaleta aparece un conjunto residencial en la carrera 4c con calle 53 con sus 10 apartamentos desocupados; al igual que sus otros dos edificios de la calle 13B con carrera 85C y el de la carrera 38 con diagonal 37.

Julio Iván Urdinola, Julián Murcillo Posada, Víctor Julio Patiño Fómeque y los presuntos narcotraficantes Rigoberto Rayo Montaño, Enrique Herrera Peña, Elver Torres, Carlos Cuervo y Arnoldo Moreno, son los otros propietarios de los inmuebles que hoy aparecen desocupados.

La presión que ejerció el Bloque de Búsqueda en contra de los narcotraficantes y sus testaferros, en sus empresas y propiedades, ha ocasionado que éstos trasladen sus capitales mal habidos a otras ciudades y además abandonen sus propiedades , dijo el Bloque en su informe entregado ayer a la prensa.

Como consecuencia de lo anterior, para las personas de bien, la situación desmejoró aparentemente, los niveles de desempleo aumentaron, el consumo disminuyó. Unicamente en el 95 quebraron 165 empresas y 35 se encontraban en concordato señala la investigación del Bloque de Búsqueda.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.