CURADORES URBANOS, MÁSPROBLEMAS QUE SOLUCIONES

CURADORES URBANOS, MÁSPROBLEMAS QUE SOLUCIONES

Los curadores urbanos siguen siendo letra muerta .

18 de junio 1996 , 12:00 a. m.

El decreto 2150 para la disminución y agilización de trámites incluyó en su articulado la figura de los Curadores Urbanos, funcionarios que deberían expedir las licencias de construcción en reemplazo de las oficinas planeación.

Dicha figura fue reglamentada con el Decreto 992 del 4 junio de este año, expedido por el Ministerio de Desarrollo.

Pero surgió un problema, y es que ningún municipio del país creó la infraestructura para que esos nuevos organismos funcionaran.

Por eso, en este momento, los alcaldes del país están ante la contingencia de nombrar los curadores sin el soporte, ni el tiempo necesario para evaluar su idoneidad.

Así, la expedición de las licencias de construcción se complica y se le suma un aspecto más a la actual crisis del sector.

En Bogotá, donde se maneja el 40 por ciento de las licencias del país, Camacol, la Sociedad de Arquitectos, La Lonja de Propiedad Raíz, la Sociedad de Ingenieros y la Sociedad de Mejoras y Ornato, se agruparon para ofrecerle soluciones a la administración distrital y exigirle que las curadurías no se conviertan en figuras inadecuadas.

Los gremios consideran conveniente la figura de los curadores para agilizar y mejorar el trámite de expedición de las licencias, pero aseguran que los decretos que los crean son confusos, inconvenientes, inoperantes y hasta ilegales en algunas de sus partes.

Según Juan Luis Moreno, presidente de la Sociedad de Mejoras, las actuales circunstancias no ofrecen trasparencia ni eficiencia, que es lo se buscaba .

Por eso, creen que el mejor camino es replantear las normas para que, por lo menos durante este año, sean las oficinas de planeación las que continúen expidiendo las licencias.

Así mismo, el grupo gremial quiere crear, con la vigilancia de la administración, las curadurías, incluso colocando los recursos para la infraestructura de las de Bogotá.

También, le piden al gobierno que se determine la forma de remuneración que tendrán los curadores, pues el solo impuesto de delineación urbana, con el que se pagan las licencias, no basta para soportar los gastos de operación de las nuevas oficinas.

Gustavo Perry, presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, regional Bogotá, dijo que por los costos que representan las curadurías, sería mejor que estas fueran manejadas por entidades sin ánimo de lucro y que se convirtieran en algo similar a las cámaras de comercio.

De otra parte, esperan que en las próximas semanas se adelante el trámite, en el Congreso, de la nueva ley de reforma urbana, debido a que en ella se contempla la posibilidad de que la figura de los curadores sea opcional, de tal manera que en los sitios en donde sí funcionen bien las oficinas de planeación sean estas las que sigan expidiendo las licencias, lo que a su vez aclararía el panorama actual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.