WILLIAM GARCÉS, UNA VIDA DE PELÍCULA

WILLIAM GARCÉS, UNA VIDA DE PELÍCULA

En una calle casi escondida, perdido entre casas y antejardines del barrio Ciudad Córdoba, se encuentra el hogar de William González Garcés. Es una casa pequeña y sencilla desprovista de sala, comedor y hasta de alcobas. En su interior no se respira el aire hogareño. Se respira el aire cinematográfico.

22 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Si, pues este personaje ha montado el único museo del cine de la ciudad, y según él, el único del país.

Al dar los primeros pasos hacia el interior de la casa, lo primero que se ve son una serie de máquinas, proyectores, repuestos, afiches y rollos de película que simbolizan el nacimiento, el desarrollo y llevan hasta la nostalgia, de una idea loca que hace cien años le dio al mundo lo que todos conocen como el cine.

Son 20 máquinas proyectoras, afiches y más de 30 cintas las que conforman el pequeño museo de este caldense de 58 años, que ha vivido y sobrevivido gracias al cine.

Yo creo que nací con el cine dentro. Yo fui criado en Riosucio, Caldas, y cuando tuve los seis años me le volaba a mi mamá para ir a ver películas. Con el tiempo me hacía amigo de los empleados y ellos me dejaban entrar , recuerda González Garcés.

Pero su manía no se quedó ahí, pues comenzó a trabajar de todero en las salas; vendía comida, cuidaba la silletería, y pasaba horas enteras mirando al proyeccionista en su trabajo. Cuando este terminaba, William González recogía los pedazos de cinta y los unía para hacer sus propias películas.

A los 12 años comenzó a trabajar en una sala de proyección. Yo dormía entre las máquinas , comentó En 1950 adquirió su primer proyector de 16 milímetros. Lo compró a crédito pues costaba 920 pesos, alto precio para la época.

Yo he sido muy pobre pero he vivido siempre de estas maquinitas y del trabajo público; las he proyectado, reparado y reconstruido , dijo.

Eran tiempos en que a lomo de mula, este personaje transportaba su pequeño proyector y una planta de alimentación de 500 vatios a los pueblos y veredas que no habían caído en el embrujo del cinemascope. Los salones comunales, los patios de la casas y hasta los parques reunían a los espectadores que en aquellos tiempos vibraban con el cine de Jorge Negrete, Libertad Lamarque y Luis Aguilar y uno que otro Western americano.

Así, él recorrió todo el departamento del Valle y el Quindío y fundó el cine en Jamundí y en veredas como Villacolombia. Yo soy conocido en todo el departamento, para darme máquinas o para que las repare , añadió.

Pero el cine ha sido más que un hobby. Con el sacó adelante a diez hijos y le ha servido para salir de deudas y mantenerse en las épocas de mayor crisis económica. A veces ha tenido que vender proyectores, afiches u otras reliquias para poder comer.

En su opinión, el cine ha perdido la magia que lo caracterizaba, porque aparecieron las videograbadoras y las personas no visitan los teatros; y ahora el cine es menos cercano al público. Hay mucho desnudo y mucha bala , acotó.

Frente al mantenimiento del museo que ha organizado, comentó que ha tocado puertas en todos los sitios y se ha valido hasta de políticos para conseguir un local o un auxilio, pero hasta ahora nada. Yo hago el deber de sostenerlo pero económicamente estoy mal, lo único que me queda es el orgullo de tener un museito en la celebración de los cien años del cine .

A pesar de los obstáculos, este hombre con 52 años en el cine no deja de soñar, quiere abrir una cinemateca y realizar una película que plasme su propia vida. Deseo que puede llegar a ser realidad, como cuando llevó a su casa ese primer proyector de 920 pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.