FINANCIACIÓN DE OBRAS EN LOS MERCADOS INTERNACIONALES

FINANCIACIÓN DE OBRAS EN LOS MERCADOS INTERNACIONALES

En el Plan de Desarrollo elaborado por el Gobierno se realizarán importantes inversiones para la ejecución de los proyectos de infraestructura planeados (13.147 millones de dólares).

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Estos proyectos incluyen la construcción de vías, mejoramiento de puertos y aeropuertos, modernización en telecomunicaciones, ampliación de la capacidad de generación eléctrica y mejoras en el transporte ferroviario. Tradicionalmente, la financiación de estos proyectos ha estado a cargo de los gobiernos; sin embargo, con la liberalización de las economías de la región latinoamericana, el sector privado entrará a jugar un papel importante.

El Gobierno estima que este participará en la ejecución del 30 por ciento de las vías, del 45 por ciento del desarrollo férreo, del 57 por ciento de los proyectos portuarios, del 48 por ciento de la construcción de nuevas pistas y administración de aeropuertos, del 82 por ciento del mejoramiento fluvial, del 51 por ciento de los desarrollos energéticos y del 38 por ciento de las telecomunicaciones.

Con seguridad los dos sectores acudirán, en alguna medida, a los mercados internacionales de capitales para su financiamiento, toda vez que dichos proyectos son costosos y requieren de planes de financiación altamente sofisticados.

Efecto tequila Varios análisis presentados por revistas internacionales señalan, como es bien conocido, que a raíz de la crisis de la economía mexicana, las condiciones de los mercados internacionales de capitales han cambiado.

Ahora la inversión extranjera en los países latinoamericanos será menor y se realizará con mayor cautela, debido a una mayor desconfianza en la región. Por otra parte, en la actualidad los mercados de eurobonos se encuentran cerrados como alternativa, y se espera que pasen varios meses antes que estos vuelvan a absorber emisiones latinoamericanas; los inversionistas no se encuentran interesados en invertir en la región y por lo tanto, la empresa o el gobierno que desee realizar una emisión de bonos en el mercado europeo deberá pagar un costo demasiado alto, e incluso puede no colocar la emisión. Por esta misma razón, el clima para la emisión de acciones es poco favorable.

Sin embargo, los fondos creados especialmente para la inversión en proyectos de infraestructura (especialmente en el campo de las telecomunicaciones) pueden ser una alternativa para tener acceso a los inversionistas individuales, ya que los inversionistas institucionales han mermado su participación en la compra de acciones en la región.

Otra alternativa que existe para tener acceso a estos recursos es la inscripción directa de las acciones en la Bolsa de Nueva York, por parte de las empresas, aunque esta alternativa es costosa (entre 500.000 y 1.000.000 de dólares); esto se debe a que a través del método tradicionalmente utilizado para la colocación de acciones, los ADR (American Depositary Receipts), se accede a inversionistas institucionales, generalmente.

Se prevé como otra fuente de financiación los préstamos de la banca comercial; los préstamos sindicados, por ejemplo, son una buena alternativa.

En este tipo de operación un banco líder presta parte del dinero para la realización de un proyecto y a la vez se encarga de conseguir un pool de bancos que aporten recursos adicionales para este, con lo cual queda atomizado el riesgo.

Estos préstamos están empezando a ser más frecuentes y se están negociando a plazos cada vez mayores a los otorgados antes de la crisis mexicana.

Otras fuentes Por otra parte, algunos analistas consideran que los organismos multilaterales de crédito deberán promover el desarrollo de los mercados de capitales domésticos en Latinoamérica y crear nuevas estructuras de financiación para estos proyectos.

También es importante señalar que debido a las perspectivas de una mayor devaluación en Latinoamérica, los proyectos de infraestructura que tendrán mayores posibilidades de financiarse vía inversión extranjera directa, serán aquellos que se relacionen con exportaciones, ya que estos permiten contrarrestar el riesgo de la devaluación.

Sin embargo, es importante resaltar que Colombia y Chile son los únicos países de Latinoamérica cuyas economías cuentan con un sovereign investment rate, (buena calificación para los papeles de deuda pública) la cual es bastante favorable e indica que el riesgo de inversión en estas naciones es muy bajo, en comparación con los demás países de la región. Las implicaciones de esta calificación pueden marcar la diferencia entre la financiación de proyectos en Colombia y la financiación de proyectos en los otros países latinoamericanos en los próximos años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.