TRAGEDIA:

TRAGEDIA:

18 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Imbuidos como estamos los colombianos de tanta sangre y muerte por causas tan diversas como son la delincuencia, el narcotráfico o la violencia personal, dimos poca importancia a la desaparición de una familia en un accidente de tránsito, este fin de semana. Doce personas de la misma sangre, niños, jóvenes y adultos, perecieron víctimas de esos vehículos que emprenden el viaje hacia zonas de recreación pero, desgraciadamente, la fatalidad o quién sabe qué circunstancias, las llevaron a aquel punto donde reinan la desolación y la muerte.

Qué doloroso episodio. Horas antes vivían en la localidad de Bosa, unidos, felices, prestos a gozar el regocijo de un puente , aprovechado por la gran mayoría de colombianos que en días de vacaciones suelen buscar climas nuevos y algo de descanso. Pero la mano siniestra, esa que traza tan misteriosos destinos, los condujo al más allá.

Solamente pensar en doce personas de una misma familia muertas en pocos segundos, produce una sensación de dolor y de asombro. Descansen en paz los infortunados integrantes de esa familia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.