LOS FANTASMAS AÚN SIGUEN RONDANDO

LOS FANTASMAS AÚN SIGUEN RONDANDO

Muchas veces, a Luis Alfonso El Pollo López, técnico de Manzana Postobón, le tocó refugiarse en su cuarto y llorar solo la tragedia que el equipo vivió hace ya dos meses, cuando en un entrenamiento tres de sus corredores murieron y otro quedó herido.

23 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Después del accidente, el grupo se me vino al piso. Con Néstor Mora, Augusto Triana y los dos Patiño (Hernán, que murió, y Asdrúbal, que todavía está en recuperación) iba a tener un equipo para pelear muchas cosas. Pero en menos de lo pensado, se me fue el cuarenta por ciento de una escuadra sólida y competitiva que habíamos logrado conformar , recordó El Pollo .

Cada vez que se le toca el tema, los ojos se le encharcan, se le hace un nudo en la garganta y no puede disimular que el dolor y el sentimiento ante la ausencia de los corredores y amigos aún lo hacen llorar.

Yo era el líder del grupo y tenía que dar ejemplo. No podía quedarme lamentando lo ocurrido. Debía hacer todo lo posible para sacar adelante a mis muchachos. Y lo hemos venido consiguiendo, pero a un precio muy alto, porque apenas hasta ahora están superando el trauma. He debido soportar que en todas partes me sigan hablando de lo mismo, de lo buenos muchachos que eran y de lo que perdió el equipo. Y eso me tocaba asumirlo a mí. El grupo se me estaba saliendo de las manos, siempre con el mismo tema .

Y es que fue un doble golpe: moral y deportivo. Antes del accidente veníamos cumpliendo una excelente preparación. En la Clásica del Tolima empezamos a superar un equipo tan fuerte como Glacial, cuando subiendo a El Fresno nosotros llegamos con seis hombres y ellos, con cuatro. Ya hacíamos planes de lo que podíamos realizar en el Clásico RCN, la primera gran carrera de la temporada. Pero cuando sucedió el accidente, todo se me fue al piso. Pensé dejar a un lado los 22 años que llevo en el ciclismo 19 como corredor y tres como técnico. Pero deseché la idea, le pedí verraquera al grupo, porque después de lo ocurrido no nos podía pasar nada más grave.

He tratado de no llorar delante de los muchachos, pero a veces es inevitable. Cuando pasamos por el sitio de la tragedia, en el Clásico, la imagen viva de los muchachos estuvo allí .

La concentración de Manzana Postobón por esos días cambió del cielo a la tierra. Ya no hubo más jornadas de televisión, de juegos o de chistes. Todos quisieron refugiarse y ninguno deseaba hablar.

Vivían de mal genio. Era un problema salir a entrenar, porque tenían miedo. Así que me tocó ponerle punto final a eso y traerlos de nuevo a la realidad, por duro que fuera . Entonces, con el carácter que todos le conocen, López los aterrizó : Si no vamos a responder, qué hacemos , les dijo. He tenido mucha paciencia con ustedes y necesito que vuelvan a ser los corredores de antes, aguerridos y batalladores. Que si no ganamos sea porque los rivales fueron superiores, pero no porque no pusimos todo de nuestra parte , agregó.

Y esa táctica le dio resultado. A los pocos días, Manzana Postobón consiguió su primer título de la temporada, el Gran Premio Café Aguila Roja, con Alvaro Lozano.

Eso fue una terapia para el grupo, y además nos subió la moral. Ahí empezó la sana competencia entre mis corredores, porque volvió el entusiasmo. Otra vez hay deseos de ganar, porque físicamente el equipo siempre anduvo bien, pero anímicamente se quedó sin reservas justo en la cuesta más alta .

A pesar de que el panorama se ha venido aclarando para la escuadra, y de que ahora todos los corredores están enfocados en lograr una gran actuación en la Vuelta a Colombia-Colmena, El Pollo no ha vuelto a tener tranquilidad cuando sus hombres salen a entrenar.

El día del accidente de Carlos Alberto Silva, el corredor de Pony Malta-Avianca, las escenas de la muerte de los muchachos volvieron a mi mente. Empecé a hacer cuentas de dónde estaban todos, porque después de un golpe de esos uno nunca vuelve a vivir en paz , recalcó El Pollo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.