SORPRESA SOCIALISTA EN ELECCIÓN FRANCESA

SORPRESA SOCIALISTA EN ELECCIÓN FRANCESA

Contra todos los pronósticos el candidato socialista Lionel Jospin ganó ayer la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas que definirá el próximo 7 de mayo con el actual alcalde de París, Jacques Chirac.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Jospin obtuvo el 23,2 por ciento de los votos, mientras que Chirac alcanzó el 20,6. Tercero y fuera de combate quedó el actual primer ministro Edouard Balladur, con 18,5 por ciento de los votos.

Jospin y Chirac a segundo round Hace pocas semanas nadie daba un peso por su candidatura. Es más, muchos creían que la segunda vuelta sería entre los dos candidatos de la derecha. Pero el socialista Lionel Jospin había prometido que no iba a morderse las uñas, y lo cumplió.

Jospin venció ayer en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas con el 23,2 por ciento de los votos depositados ayer por los electores franceses, que pese a la lluvia, cumplieron con su deber ciudadano en un 80 por ciento.

Lo acompañará a la segunda vuelta el neogaullista Jacques Chirac (20,6 por ciento). Fuera de la contienda y con apenas el 18,5 por ciento, quedó el primer ministro Edouard Balladur.

Lo que muestran los primeros resultados es algo muy claro: la consigna del voto útil dada por Jospin a toda la izquierda caló profundo, pues los votos comunistas, que iban a ser según los sondeos alrededor de un 10 por ciento, quedaron reducidos a un 8,5 por ciento. Igual sucedió con la izquierda ecológica de Voynet y la trostkista de Laguillier, las cuales bajaron a la realidad perdiendo en conjunto cerca de 3 puntos con respecto a los sondeos.

En las filas de la derecha el gran perdedor es sin duda Balladur, que se queda por fuera de la carrera electoral y que, de un traslado a la sede presidencial del Eliseo, tal como se le pronosticaba hasta enero, deberá ahora irse a su casa. Sus seguidores, y los políticos neogaullistas que decidieron apoyarlo, tenían el domingo la cara larga y no se resignaban, sobre todo porque un victoria final de Chirac los deja muy mal parados luego de la batalla campal, verdadera guerra civil que protagonizaron balladurianos y chiraquianos en el seno del RPR (Asamblea Para la República) durante la campaña.

Balde de agua fría Pero si Balladur se llevó un duro golpe en la nuca, las cifras de Chirac también fueron un balde de agua fría. Una semana antes de las elecciones Chirac estaba acreditado con un 27 por ciento en los sondeos, lo que le daba una clara victoria en primera vuelta. Y de ese 27 por ciento quedó apenas un 20,6 por ciento. Entonces la pregunta que todo el mundo se hace es: a dónde se fueron los 6 puntos perdidos? Una parte, sin duda, son los 2 puntos de más para Le Pen, pues como dijo Alain Touraine durante la noche electoral, Francia es hoy, mayoritariamente, un país de derecha; un país mucho más a la derecha que antes y con peligro de que esa derecha autoritaria aumente en el futuro .

Algo de esa ventaja de Chirac debió ir sin duda también a Jospin, pues la inclinación a la izquierda del propio Chirac en su campaña debió seducir temporalmente a un grupo del electorado de izquierda que, al final, regresó a su candidato natural, es decir el socialista.

En las declaraciones ante los primeros resultados, Edouard Balladur, circunspecto y triste, reconoció la derrota y dijo con voz firme: En la segunda vuelta votaré por Jacques Chirac, y espero que todos los que me apoyan hagan lo mismo . Le Pen, en cambio, no dio consigna de voto en su declaración, y más bien se lamentó de que la candidatura del ultraconservador Philippe de Villiers, con un 5 por ciento, le hubiera quitado votos.

Sin esa candidatura parásita basada en nuestras ideas , dijo Le Pen, podríamos haber llegado a la segunda vuelta .

En las filas comunistas, Robert Hue, con 8,5 por ciento, se sintió satisfecho.

Debate por los sondeos Y justamente, los sondeos, fueron el gran tema de debate durante la noche electoral. Para los balladurianos, caso del portavoz del gobierno Nicolás Sarkozy, los institutos de sondeos tomaron como rehén a la opinión pública y engañaron al electorado , opinión que compartió con los seguidores de Chirac. Ponen los sondeos en peligro la estabilidad democrática? Para muchos sí, pues de ser la expresión de la opinión pública han pasado a ser en Francia los impulsores del debate. En 1994, para dar un ejemplo, se hicieron en Francia 657 sondeos, lo que muestra su profunda penetración en el debate político.

Así pues, un candidato socialista y uno de derecha moderada irán a la segunda vuelta. Si se suma a toda la derecha, ésta contabiliza cerca del 60 por ciento, lo que no es una sorpresa en Francia. Es decir: si todos, o una mayoría, votan por Jacques Chirac, el actual alcalde de París será el próximo presidente.

La izquierda, sumando los votos de ayer, tiene alrededor del 40 por ciento, por lo que desde ahora el reto de Jospin para superar la diferencia será el trabajo sobre los votantes de los comunistas, los verdes y los centristas seguidores de Valery Giscard D Estaing en el seno del UDF (Unión Democrática Francesa). Con ellos Jospin puede tener posibilidad. Con ellos y con todos aquellos balladurianos de derecha que no quieran ver a Chirac representándolos, y que prefieran darle el poder a un oponente político antes que cederlo a un enemigo personal dentro de sus propias filas.

Pero no hay que engañarse: Chirac sigue siendo el favorito para quedarse con la presidencia de Francia.

Ultra derecha, la otra sorpresa París (Efe) La segunda gran sorpresa de la jornada electoral de ayer la constituyó el caudal de votos en favor del líder xenófobo Jean-Marie Le Pen.

Con un discurso virulento contra el proceso de integración europea y contra la emigración, a la que culpa del paro, de la criminalidad y de la droga, Le Pen no solo ha logrado superar la cota del 15 por ciento, sino que fue el más votado en varios departamentos.

El ascenso del ultraderechista Le Pen, consolida, así mismo, como tercera fuerza política en Francia a su partido, el Frente Nacional (FN).

La votación por Le Pen pudo haber sido aún más espectacular de no haber concurrido a la presidencia el nacional conservador Phillippe De Villiers con un programa antieuropeo muy similar, en el que sin embargo no aborda el problema de la emigración.

Tras conocer los resultados, y como era de esperarse, Le Pen acusó a De Villiers de haberle impedido llegar a la segunda vuelta y haberle robado sus ideas.

Le Pen, quien ha obtenido el mejor resultado nunca logrado por su partido, indicó que el primero de mayo (fecha en que el Frente Nacional celebra tradicionalmente una manifestación) dará su preferido para la segunda vuelta.

En la primera vuelta de 1988, Le Pen consiguió el 14,4 por ciento de los votos.

Antes de la votación del domingo, Le Pen dejó claro que prefería a Balladur.

Un acuerdo con el ganador de la primera ronda, el socialista Jospin, parecería ser imposible, ya que Le Pen y la izquierda se consideran enemigos naturales.

GALAS DISGUSTADO, CHIRAC criticó a los institutos de encuestas por hacer proyecciones para el ballotage después de equivocarse de manera garrafal en sus estimaciones para la primera vuelta.

REPRESENTANTES de todos los candidatos han protestado contra los institutos de sondeo y cabe decir que sus argumentos no carecen de fundamento , comentó el alcande de París. Las encuestas previas a la elección daban ganador a Chirac, por un amplio margen (de 26 por ciento, muy por delante de Jospin y de Edouard Balladur).

LA ABSTENCION, que alcanzó un alto índice (20 por ciento) fue achacada por algunos comentaristas a la falta de entusiasmo por la nómina de candidatos.

EL GANADOR Jospin, de 57 años, declaró que su victoria crea las condiciones para la esperanza . Además saludó a sus competidores , en especial a los que me siento cercano por sus ideas y proyectos . El candidato socialista pidió a los electores reunirse alrededor de (sus) proposiciones que van lejos por su coherencia y por los valores en que se inspiran . Unámonos, unamos los mejor de nuestras ideas y nuestras fuerzas , agregó.

ON A GAGNE (hemos ganado) y Jospin presidente , decían sus seguidores en un rítmico golpeteo de palmas. Anoche la euforia era desbordante en el cuartel general de los socialistas, sorprendidos por la eficacia de su propia campaña, durante la cual temieron ser víctimas de la tenaza tendida por los dos candidatos neogaullistas.

NO HAY QUE PONER el carro antes que los bueyes , dijo el ministro de Educación, Francois Bayrou, al preguntársele sobre la eventualidad de que Balladur forme un nuevo partido político.

Respaldo de Balladur a Chirac en segunda vuelta París (Efe) El primer ministro francés, Edouard Balladur, superado ayer en las urnas por Jacques Chirac, cumplió, visiblemente malhumorado, su promesa de pedir el voto para su compañero de derecha con el propósito de derrotar al socialista Lionel Jospin.

En la segunda vuelta votaré por Chirac y haré todo lo posible para evitar una situación similar a la de las presidenciales de 1981 y 1988 , en las que la división de la derecha permitió la victoria de Francois Mitterrand, dijo Balladur.

Poco después del llamado a la unidad de la derecha francesa, Jacques Chirac agradeció el apoyo de Balladur y pidió el voto de todos los que están animados por el espíritu de libertad, la sed de justicia y el deseo de iniciativas .

Su llamamiento también se dirigía a todos los patriotas que creen en los valores de nuestra República y que aspiran a un verdadero y profundo cambio .

De inmediato, varios ministros balladurianos , entre ellos el del Presupuesto, Nicolas Sarkozy, el de Defensa, Francois Leotard, y el de Educación, Francois Bayrou, cerraron filas en torno a las consignas de su derrotado líder y aseguraron que a Chirac no le faltará un sólo voto .

Sarkozy y la ministra de Asuntos Sociales, Simone Veil, expresaron, sin embargo, cierta irritación con los sondeos y la manipulación que se hace con lo que revelan .

Parece indudable que los sorpresivos resultados de ayer favorecerán ampliamente las aspiraciones presidenciales de Jacques Chirac, alcalde de París desde hace 18 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.