EQUIPOS PARA VIAJAR EN PRIMERA CLASE

EQUIPOS PARA VIAJAR EN PRIMERA CLASE

La mayoría de las veces llevo en mis viajes un computador portátil del tamaño de un cuaderno, como la Compaq Contura Aero 4/25. Con un precio inferior a mil dólares, este pequeño equipo me sirve para tomar apuntes, consultar mi correo electrónico y escribir artículos cortos.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Como los asientos estándares de una aerolínea, los moteles baratos y los autos compactos de alquiler, el computador es un poco estrecho, pero suficiente para un viaje corto.

Mi último viaje, sin embargo, lo realicé en primera clase. No iba sentado en la sección frontal del avión, ni renté un automóvil de lujo, pero sí llevaba un computador portátil, con capacidades multimedia y todas las opciones: el Toshiba T2150CDT.

La diferencia fue sorprendente. En lugar de entrecerrar los ojos para ver con esfuerzo una pantalla de matriz pasiva algo borrosa, disfruté una pantalla de 64 colores con matriz activa, que probablemente sea más benigna para mi vista que el monitor del computador portátil que tengo en casa.

En vez de tener que ser selectivo para escoger cuáles programas y documentos cargar a la máquina, llené casi todo un disco duro de quinientos megabytes y no tuve que dejar en casa mis discos compactos. El Toshiba T2150CDT es, en más de una forma, el Rolls Royce de los computadores portátiles.

Con un precio aproximado de 4.899 dólares en los Estados Unidos, es un poco cara para la mayoría de los presupuestos. Sin embargo, podría ser una inversión justificada para quien haga presentaciones que requieran un lector de CD-ROM y un sistema de sonido.

Además, con una máquina portátil tan poderosa, no sólo tendrá un equipo para sus viajes, sino que también podrá utilizarlo en su oficina. Quizá pueda convencer a su patrón de que es un buen computador porque sustituye a tres máquinas. Buena suerte. Una versión con una pantalla de matriz pasiva a color cuesta 3.799 dólares en territorio estadounidense. La matriz pasiva no es tan brillante, ni tan clara como la matriz activa, pero sigue siendo bastante buena.

Portable y con varios puertos El equipo tiene un procesador Intel DX/4 de 75 megahertz, y aunque no es tan rápido como las mejores máquinas de escritorio que utilizan el procesador Pentium, está bastante cerca.

Gracias a sus dos ranuras de expansión PCMCIA pude llevar tanto un módem interno, como un adaptador Xircom del tamaño de una tarjeta de crédito, lo cual me permitió conectarme a una red de área local.

La máquina tiene puertos para monitor externo, teclado, ratón e impresora.

Sin embargo, como la mayoría de los computadores portátiles, Toshiba ofrece un replicador de puertos opcional que cuesta 265 dólares y permite conectar y desconectar todos estos dispositivos con un solo movimiento.

La unidad lectora de discos compactos ocupa en esta máquina el lugar de la lectora de disquetes, así que si necesita consultar uno de estos últimos, tendrá que llevar una lectora externa, que pesa menos de una libra.

El computador, según la balanza del supermercado local, pesa 7,4 libras. Agregue la lectora de disquetes y tiene un excedente de equipaje de algo más de cuatro kilos. Es un poco elevado para un computador de su tamaño, pero a diferencia de la mayoría de computadores portátiles, no es necesario llevar una fuente de poder extra. En cambio de ella, se utiliza un cordón estándar para conectar a cualquier toma, incluso las de dos patas que encuentra en muchos hoteles.

Puede que usted no necesite un sistema de sonido para sus viajes, pero si así fuera, le encantará esta unidad. Tiene parlantes integrados y un micrófono, además de conexiones para entrada y salida de sonido externo.

Incluso, si su compañero de asiento se molesta por los sonidos que hace el programa con que está jugando o el disco compacto que usted escucha, el equipo cuenta con un control de volumen. También puede conectar cualquier audífono estándar.

En lugar de trackball, la máquina tiene un dispositivo señalador que parece el borrador de un lápiz, y está ubicado en el centro del teclado, entre las letras G, H y B. El cursor se posiciona moviendo este dispositivo con un dedo y realiza sus selecciones presionando una tecla especial con el pulgar. Es muy similar al dispositivo TrackPoint de los computadores ThinkPad de IBM.

Toshiba no es el único...

Por cierto, con esta línea ThinkPad, IBM ha emprendido su recuperación ofreciendo la costosa pero elegante ThinkPad 755CD, que pesa 7,3 libras y cuesta siete mil dólares o más.

En el computador de IBM hay un espacio bajo el teclado en donde se puede insertar una lectora de discos compactos o de disquetes (sólo puede utilizar una a la vez). Tiene un disco duro de 540 megabytes y una lectora opcional de 810 megabytes.

Además, tiene audio de 16 bits y a diferencia de los demás computadores de su clase, tiene conectores para grabar directamente de una video grabadora o cámara, y repetir una presentación en un televisor estándar o una pantalla de proyección.

No es por decir que el costo está justificado, pero me gustaría llevar uno de estas equipos durante el próximo viaje de la familia. Los niños estarían tan entretenidos con sus juegos favoritos que se les olvidaría preguntar si ya habíamos llegado.

Sin embargo, esto nunca ocurrirá. Mi esposa (bendita sea) es una de esas madres anticuadas que prefieren hacer que los niños miren el paisaje por las ventanillas.

Los Angeles Times Syndicate La máquina viene con el sistema operativo DOS 6,2, la versión 3,11 de Windows para trabajo en grupo y un programa muy agradable llamado MagiCD, que reconoce automáticamente sus discos de formato CD-ROM. La primera vez que usted inserta un disco compacto, le pide que registre el nombre. De ahí en adelante reconoce el disco y lo corre de manera automática. Incluso, permite oír discos compactos a un volumen adecuado para una pequeña habitación de hotel, algo agradable durante un viaje largo.

Como experimento, utilicé el Toshiba T2150CDT para probar mi versión beta de Windows 95 de Microsoft, sistema que está programado para salir al mercado en agosto. Microsoft envió cerca de 40.000 copias de preliberación y planea distribuir otras 400.000 antes de esa fecha límite.

El sistema operativo no quiso trabajar al principio, pero Toshiba me dio una actualización para su memoria ROM que es compatible con Windows 95. La compañía está actualizando las máquinas nuevas con este ROM y dará actualizaciones gratuitas a cualquier persona que las necesite.

Cuando opera Windows 95, el computador Toshiba T2150CDT adquiere algunas de las características más agradables de los equipos Macintosh, incluyendo la habilidad de apagarse mediante la opción apagar el computador y el sistema se apaga por sí mismo.

Un comando de suspensión temporal de labores, integrado en Windows 95, pone al portátil Toshiba en una especie de sueño para ahorrar energía. Las opciones plug and play que configuran de manera automática cualquier componente adicional, también funcionaron.

Mientras la máquina estaba funcionando, conecté un módem PCMCIA del tamaño de una tarjeta de crédito y un adaptador para red y en ambos casos las tarjetas fueron identificadas y prácticamente se instalaron a si mismas. Algo muy agradable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.