SUPERSOCIEDADES PIDE DIEZMOS A SUS EMPLEADOS

SUPERSOCIEDADES PIDE DIEZMOS A SUS EMPLEADOS

Los finales de mes, el día en que se pagaba la nómina, la Superintendente de Sociedades, Olga Forero de Silva, mandaba llamar a su despacho, ubicado en el piso quinto, a miembros del personal directivo y algunos empleados de su confianza.

24 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La reunión era convocada para pedirle a los funcionarios una contribución económica para la iglesia cristiana Esmirna dirigida por su hermano, el pastor Antonio Forero.

Por otro lado, a Olga Forero se le acusa de haber recibido -mediante un bono- un tapete persa que le habían regalado sus empleados en navidad.

A lo anterior, se suman denuncias por persecución laboral y la solicitud de favores por parte de la superintendente a una empresa que diligencia trámites en la entidad.

Minutos antes de la reunión, Forero había hecho entrega a los invitados de un pequeño sobre amarillo titulado Diezmos y Ofrendas (ver facsímil).

Una vez todos los funcionarios se acomodaban en los sofás de la oficina y tenían en sus manos el pequeño sobre, el asesor legal de la entidad, Jaime Salazar, procedía a leer en voz alta el versículo siete del capítulo nueve de los Corintios que dice así: cada uno dé como propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre .

Leído el pasaje bíblico, Forero pedía a cada uno de los empleados presentes una pequeña contribución destinada a financiar la Iglesia Cristiana Esmirna, fundada en 1991 por su hermano y pastor principal Antonio Forero.

Después de que cada empleado depositaba su contribución, la jefe de la oficina de control interno, Nidya Tobón, culminaba la reunión con una oración de acción de gracias. Esta historia fue narrada a la Unidad Investigativa (UI) por varios funcionarios de la Supersociedades presentes en las reuniones.

A estas denuncias se suman acusaciones de persecución laboral y la solicitud de favores por parte de la superintendente a empresas que diligencian trámites en la entidad.

Los diezmos y ofrendas Según testimonios recogidos por la UI, desde que Forero asumió la dirección de la Superintendencia se realizaron dos reuniones de la misma naturaleza en las que las colaboraciones oscilaron entre los cinco y 150 mil pesos.

Igualmente, la UI conoció cinco declaraciones juramentadas rendidas ante una notaría de Bogotá por parte de funcionarios de la entidad, en cuyo testimonio denuncian estos mismos hechos.

En estas declaraciones fechadas el seis de marzo y el 21 de abril de este año, se deja constancia de que la actual Superintendente de Sociedades exigió en diferentes oportunidades un aporte en dinero en efectivo a algunos funcionarios de la entidad como ayuda a la iglesia cristiana Esmirna que dirige su hermano .

Sin embargo, Antonio Forero, pastor de la iglesia, señaló que nunca ha recibido dinero proveniente de empleados de la Superintendencia de Sociedades ya que está prohibido recibir aportes de cualquier persona .

Esta versión contrasta con el testimonio de la misma superintendente Forero y de su secretaria, quienes reconocieron que se recogieron cien mil pesos entre los empleados de la entidad y fueron donados a la Iglesia Esmirna (ver entrevista).

Ante estas versiones encontradas, la UI consultó los archivos de la División de Personerías Jurídicas de la Alcaldía Mayor y pudo establecer que la única iglesia evangelística cristiana Esmirna radicada en Bogotá, es dirigida por Antonio Forero.

Según comunicación 2074 de la alcaldía, la iglesia cuenta con personería jurídica 747 de 1991 y su fundador y representante legal vitalicio es el pastor Forero, hermano de la Superintendente.

Igualmente, se pudo establecer que, según las escrituras públicas 170 y 154 de la Notaría Unica del Círculo de Madrid, las instalaciones donde funciona la iglesia cristiana Esmirna ubicada en Calle 53 número 22-31 pertenecen a la superintendente, Olga Forero.

Las reuniones litúrgicas Pese a que las reuniones en el despacho de la superintendente Forero fueron canceladas por el malestar que generaron entre algunos empleados y directivos de la entidad, los aportes a la iglesia continuaron en el mes de noviembre pasado.

Es más, el 22 de diciembre Forero nuevamente citó a una reunión especial en su despacho. Uno de los asistentes recuerda que fueron convocados los directivos de la institución y algunos empleados de confianza de la superintendente.

En esa ocasión Olga Forero invitó a su hermano pastor quién nos regalo unos almanaques de su iglesia. Nos cogimos de las manos, oramos y después cada persona aportó dinero en el sobre de Diezmos y Ofendas , señaló el funcionario.

Sin embargo, el pastor Forero dijo que ha ido a la Superintendencia de Sociedades para visitar única y exclusivamente a mi hermana que trabaja allá .

Esta versión se contradice con la declaración de la propia Superintendente y otros funcionarios quienes afirmaron que el pastor Forero había ido a ofrecer una oración de agradecimiento por el aporte a la iglesia.

De otra parte, se pudo constatar que no todos los empleados estaban de acuerdo con los aportes que iban a ser donados mensualmente a la iglesia. Uno de ellos señaló que yo no fui a ninguna reunión y no quería dar más dinero de mi sueldo sin saber el destino cierto de esa plata .

Así mismo, en visita a la Supersociedades los asesores, Fernando Londoño, Miguel de la Espriella y Jaime Salazar dijeron que aportaron con el diezmo a la iglesia cristiana en una sola ocasión y de manera voluntaria.

Por su parte, los funcionarios Rodolfo Morales y Martha Muñoz precisaron que diezmaron en tres ocasiones y que asistieron a dos reuniones en el despacho de la superintendente Forero, en las cuales se oró y hubo contribuciones.

Aguinaldos y anuarios Pero las anomalías no terminan ahí. En diciembre del año pasado, según varios funcionarios, Olga Forero pidió recoger dinero entre los empleados de la entidad con el fin de adquirir un tapete persa como regalo navideño de la entidad para decorar su casa.

Así, el testimonio de una de las personas encargadas de recoger el dinero advierte que los directivos tenían que aportar 20 mil pesos, los mandos medios entre 15 y 10 mil pesos y las aseadoras, choferes y vigilantes, cinco mil pesos.

Este funcionario, cuya identidad se mantiene en reserva, señaló que la secretaria me mandó de oficina en oficina a pedir la cuota del tapete por toda la entidad. Aportaron los quince directivos y yo alcancé a recoger unos 200 mil pesos .

Con respecto a este regalo de navidad, la superintendente Forero reconoció que aunque el regalo fue un ofrecimiento espontáneo de los funcionarios, yo recibí el regalo en una reunión en mi despacho en donde se ofreció una copa de vino .

Este regalo consistía -según la misma superintendente- en un bono para reclamar un tapete persa en un almacén de alfombras. Bono que finalmente fue cobrado por ella como lo reconoció en entrevista con la UI.

Por otro lado, la exigencia de contribuciones por parte de Forero trasciende los pasillos de la Superintendencia de Sociedades. Según el señor Alberto Muñoz, quien solicitó una investigación administrativa por parte de la Supersociedades a una empresa de la cual es socio, Olga Forero le insinuó telefónicamente patrocinar con un aviso el anuario de su hija que se graduaba como bachiller del colegio gimnasio Vermont.

Aunque en ningún momento se hizo explícita algún tipo de contraprestación cuando hablaron por teléfono, se giraron 130 mil pesos por media página en el anuario de 1994 del colegio Vermont. Según Milton Muñoz, socio de la empresa Ingemetal, se pautó en el anuario para no correr el riesgo de que la investigación en la superintendencia se entorpeciera .

Prueba de ello es el comprobante de egreso 011 en dónde se cancela una aviso publicitario en el anuario del colegio Vermont por un valor de 130 mil pesos y que posteriormente fue publicado.

Persecución Laboral De otro lado, los empleados que se han negado a contribuir voluntariamente con el diezmo para la iglesia han sido víctimas, según le dijeron a la UI, de persecución laboral por parte de la superintendente Forero.

Uno de los ex funcionarios de la entidad denunció que aportó dinero para la iglesia en una ocasión y se abstuvo de seguir aportando. Los problemas vinieron después, porque ella no me volvió a comunicar las reuniones de trabajo en las cuales yo debería estar y después de trasladarme en dos ocasiones a cargos inferiores a los que venía ocupando, decidí renunciar .

Así lo confirman los memorandos 510-0942 fechado el 26 de enero de 1995 y el 510 - 89083 de 2 de febrero del mismo año. En estos documentos, se le notifica al empleado dos traslados sucesivos en tan sólo siete días hábiles de trabajo.

Después de una semana y media de haber sido notificado de los traslados -y según consta en comunicación 200-34 del nueve de febrero- el funcionario ya no tenía ni escritorio para trabajar. En ese momento presenté mi carta de renuncia , precisó el ex empleado de la entidad.

En este sentido, resultan significativas tres investigaciones que adelantó la Procuraduría Departamental de Cundinamarca en contra de Forero por presunta persecución laboral cuando ocupaba la dirección regional en Cundinamarca del ICBF. Dos de ellas prescribieron en esta dependencia y la última se archivó por ser asunto ya juzgado.

A este respecto, la Superintendente señaló que dichas investigaciones se deben a envidias y persecuciones a las que se ven sometidos todos los funcionarios públicos.

Finalmente, otro de los empleados que lleva varios años en la institución señaló que a pesar de que hay gente que aporta hasta 150 mil pesos mensuales, yo solamente aporté dos veces. Después me opuse definitivamente al diezmo porque no parecía correcto .

Después de ello, la superintendente no lo volvió a dejar participar en las reuniones de trabajo, ni a ejercer sus funciones como abogado de la entidad.

Las contribuciones son espontáneas Es cierto que Ud. ha pedido contribuciones en dinero a algunos directivos y empleados de la Superintendencia de Sociedades? No es cierto. Lo que pasó fue que un grupo de funcionarios se reunió espontáneamente y me ofreció dar un regalo. Ellos reunieron como cien mil pesos y con ese dinero les dije que en vez de darme el regalo, hicieran una obra de caridad. Entonces mi secretaria junto con otras personas decidieron enviar la plata a la iglesia de mi hermano.

Pero si los recursos fueron a la Iglesia, porqué su hermano, el pastor Forero, señaló que nunca había recibido aportes de la entidad? Yo no tengo ni idea que será lo que dice mi hermano, ni que será lo que han hablado. Mi secretaria entregó la plata que se recolectó en los sobres.

Es cierto que Ud. ha convocado a reuniones en su despacho con el fin de solicitar los aportes y en las cuales se lee la Biblia y se ora? Eso es absolutamente falso.

Es cierto que en una de esas reuniones asistió su hermano, quién leyó la Biblia, repartió almanaques y solicitó el aporte a la iglesia que él orienta? En esta reunión lo que pasó fue que mi hermano de agradecido en el mes de diciembre me dijo que quería hacer una misa para dar las gracias por el aporte que se le hizo a la entidad. Se leyó la Biblia, se oró, y en recuerdo de agradecimiento él les dejó un almanaquito y eso fue todo porque nunca se recogió el diezmo.

Por qué Ud. figura como compradora de las instalaciones en dónde se encuentra la iglesia que orienta su hermano? Porque mi hermano me pidió el favor de que le sacara el crédito poniendo de garante de la hipoteca de la casa. Cuando se pague la deuda yo debo hacer el traspaso de la casa a mi hermano. Eso se hizo porque la iglesia no tenía los recursos.

Es cierto que Ud. solicitó a sus funcionarios dinero para comprar un tapete persa de regalo de navidad de la entidad para decorar su casa? Yo me he negado categóricamente a recibir regalos y, sin embargo, la gente llega con el regalo de navidad. A mí me dieron un bono para reclamar el tapete en el almacén y yo efectivamente lo cobré. Es un tapetico pequeñito, normal y la entrega del bono se hizo en mi oficina y se ofreció una copa de vino.

Es cierto que usted le solicitó a uno de los representantes de la firma Ingemetal una contribución al anuario del colegio de su hija? Me da pena pero eso no es cierto. Yo no he hablado con ninguna persona de esa empresa. Juro por Dios que jamás le he pedido a nadie ninguna contribución.

Usted ha perseguido laboralmente a los empleados de la entidad que se han negado o dejaron de contribuir con los aportes que usted solicitaba? Nunca, los funcionarios que hablaron con ustedes son empleados mediocres que tuve que despedir de la entidad por incompetentes. He sido la persona más pulcra en todo mi desempeño en la vida pública. Yo no estoy montando ningún negocio en la Superintendencia de Sociedades.

Quién es Olga Forero? Es economista de la Universidad del Rosario, ha realizado estudios de maestría en economía y se especializó en derecho público en la Universidad de los Andes. Su carrera política se inició como concejal de los municipios de Chiquinquirá y La Calera.

Se desempeñó en la gobernación de Boyacá como Secretaria de Educación y trabajó en la Presidencia de la República durante el mandato de Alfonso López Michelsen.

Fue directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de Cundinamarca.

Ocupó el cargo de Superintendente Delegada para Estudios Económicos y Jurídicos, y desde el 29 de septiembre es la Superintendente de Sociedades, hasta donde llegó con el respaldo de un grupo de mujeres entre las cuales se encontraban parlamentarias de los partidos liberal y conservador.

Su vinculación con el samperismo se remonta a los tiempos del movimiento Poder Popular fundado por el actual Presidente de la República, Ernesto Samper.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.