CUATRO MUERTOS Y TRES HERIDOS EN LA VÍA BOGOTÁ-MELGAR

CUATRO MUERTOS Y TRES HERIDOS EN LA VÍA BOGOTÁ-MELGAR

Los pasajeros de los últimos puestos de un bus intermunicipal, que se incendió en la vía Melgar-Bogotá, fueron las víctimas de la segunda tragedia vial registrada durante el puente festivo. Cuatro murieron quemados y tres más sufrieron lesiones.

18 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El sábado, doce miembros de una familia murieron incinerados en un accidente en las afueras de Tunja. Anoche se cumplía la operación retorno y las autoridades mantenían un plan especial para evitar nuevos hechos.

El informe oficial indica que a las 6:30 de la tarde del domingo la flota 120 de la empresa Zipa, de matrícula SKE-670, conducida por Jorge Zamora, se aproximaba al peaje de Chinauta, entre Melgar (Tolima) y Fusagasugá (Cundinamarca).

Los viajeros regresaban a Bogotá de un paseo al municipio tolimense de Carmen de Apicalá. El conductor Zamora alcanzó a estacionar en una orilla de la vía pero el carro se incendió de inmediato.

Según los testimonios, las llamas comenzaron en el motor, instalado en la parte trasera del bus modelo 91. Los niños Gerson Giovanni Sierra, de ocho años y Fabiola Gacha González, de 12; y José Vargas, de 50 años y Alirio Tamayo, de 55, no alcanzaron a salir y murieron quemados en el interior del automotor.

Sufrieron lesiones de consideración Guillermo Caviedes, María Marroquín y Ligia Tauta, quienes fueron dados de alta a las dos de la tarde de ayer del Hospital San Rafael de Fusagasugá.

Otros 30 pasajeros lograron salir ilesos por la puerta delantera y las ventanas. Fuentes autorizadas dijeron que aparentemente el fuego se originó en una falla eléctrica del carro.

En la madrugada del sábado murieron 12 integrantes de la familia Correa Murillo, entre ellos ocho menores, que resultaron quemados cuando un carro antiguo en el cual se desplazaban se fue a una cuneta y quedó envuelto en llamas. El hecho ocurrió a seis kilómetros de Tunja.

Las víctimas se dirigían desde Bogotá a la población boyacense de San Mateo, donde se proponían entregar una silla de ruedas a la abuela de los niños muertos.

La Policía de Carreteras informó al cierre de esta edición que la operación retorno era normal y sólo se registraron dos choques menores en las vías de Bogotá a Cajicá y a La Mesa.

Por otra parte, cinco softbolistas bogotanas se recuperan de las lesiones sufridas en el choque de dos buses en Bucaramanga.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.