SALINAS, SU CRISIS Y LA DE MÉXICO

SALINAS, SU CRISIS Y LA DE MÉXICO

Estoy disfrutando la privacidad , dice el ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari. Ahora maneja su auto, atiende el teléfono, aprende a manejar la computadora, mientras escribe un libro y trata de utilizar el Internet para comunicarse por correo electrónico con sus hijos.

23 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Seguro que no es esta la vida del jefe de la Organización Mundial del Comercio, el tipo de vida que tenía en mente al terminar su período presidencial y que se vino abajo junto con el peso mexicano en diciembre. Con el arresto de su hermano Raúl, acusado de complot para asesinar, pasó de héroe mexicano a chivo expiatorio Hoy acepta su vida actual con humor irónico, pacientemente preparándose para cuando llegue el momento de contar su versión de lo sucedido.

Durante un almuerzo la semana pasada en Nueva York fue mi segunda conversación con el presidente Salinas desde que su suerte cambió. Habiendo visitado y seguido de cerca a México durante 15 años, viajé a Ciudad de México en marzo para observar la crisis actual. Naturalmente tenía que ver al ex presidente a quien conozco desde antes de su elección, especialmente por haber él ingresado a la directiva del Dow Jones (empresa dueña del Wall Street Journal), como parte del esfuerzo en desarrollar una directiva internacional para una organización internacional de noticias. Me reuní con él en la casa que había sido de su padre, el día antes de su salida hacia Estados Unidos.

En esta visita anterior lo encontré decaído, pero con actitud constructiva. Aun alistándose para abandonar su país lo defendía y se afanaba en sugerir fuentes de respaldo al nuevo programa económico. Todo lo que he pedido para mi hermano es un juicio justo , pero sabiendo que eso no es posible en una atmósfera de crisis, le deja saber a la familia que su hermano estará preso algún tiempo.

Sólo rumores Hoy, el presidente Salinas ve el caso de su hermano como un problema para el gobierno porque la evidencia es de rumores (noción confirmada en el largo reportaje recién publicado por Andrés Oppenheimer en el Miami Herald). Todos los presidentes mexicanos han comenzado su mandato con arrestos espectaculares, dice Dela Daer, directora de investigaciones mexicanas en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales. Ella escribió en Los Angeles Times que periódicamente los mexicanos, con un cuchillo de piedra, le arrancan el corazón todavía latente al hombre que ocupaba la cúspide de la pirámide azteca .

Tal tradición dibuja el trasfondo de una serie de acontecimientos grotescos: la espiral de acusaciones sugiriendo que el Presidente estaba en cierta forma implicado en los asesinatos del sucesor que él mismo había escogido y en el del jefe de su propio partido. Su corta huelga de hambre que condujo a una declaración del gobierno absolviéndolo en la investigación de la muerte del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio. Rumores de que había sido expulsado de México y una entrevista con el New York Times, mi principal crítico , para probar que mi pasaporte es todavía válido y que no necesito visa para visitar a México .

Tales sucesos de ópera bufa muestran que Salinas logra todavía dominar la noticia si se siente injustamente atacado. Cuenta haber advertido al presidente Zedillo diciéndole: mis enemigos son sus enemigos; la próxima vez irán contra usted . Eso ya parece estar sucediendo; un artículo escrito por Andrew Reding, un norteamericano que apoya el partido de izquierda que llegó de último en las elecciones, publicado en la revista del New York Times, utiliza a Salinas para embarrar al actual gobierno.

A recuperar el nombre Asignar la culpa por el colapso del peso y la crisis económica que esto provocó es realmente el tema fundamental. Las ventajas de la devaluación y de un cambio fijo versus flotante son temas de feroces luchas entre economistas. El punto de vista convencional es que las políticas de Salinas hicieron inevitable la devaluación, aunque mi opinión es que aún en diciembre un drástico apretón monetario era preferible. La devaluación ha sido desastrosa en México y la vía alterna está siendo ensayada por Argentina.

El presidente Salinas encuentra alguna exoneración en un informe del Banco de México indicando que el 21 de diciembre, dos días después de que la devaluación fuera mencionada por primera vez, México perdió 5.000 millones de dólares en reservas extranjeras y también emitió 8.000 millones en tesobonos. Así, un mero soplo de devaluación evaporó 14.000 millones de las reservas recién había entregado la Presidencia. Salinas también invita a que se le pregunte al presidente del Banco Central si alguna vez le dije cómo manejar el banco .

El ex presidente promueve el éxito de las políticas de su sucesor porque cree que su propia reputación no la recobrará hasta que la economía mexicana comience a recuperarse, quizá el próximo año. Mientras tanto, agradece a las personas que se le han acercado. Un grupo de latinoamericanos en una estación de gasolina le dice hizo mucho por su país . Y que Henry Kissinger lo invitara a almorzar; lo que le sucede es casi una tragedia de Shakespeare , dice el ex secretario de Estado.

Estaré listo con un libro , afirma el presidente Salinas, recordando las reformas que instrumentó. Uno tiene que contar una historia de éxito sobre México . Para el resto del mundo, la velocidad y el tamaño de la fuga de dinero indica que México es la primera crisis financiera del siglo XXI . Y Carlos Salinas se consuela pensando que las reputaciones no se hacen ni tampoco se destruyen de la noche al día .

(*) Director de The Wall Street Journal, donde fue publicado originalmente este artículo y diario que autorizó la presente traducción de AIPE.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.