LA ECOLOGÍA TIENE SU FARÁNDULA

LA ECOLOGÍA TIENE SU FARÁNDULA

Artistas de cine comprometidos con la defensa de la selva tropical húmeda, cantantes de rock que graban discos en favor de la causa verde, deportistas olímpicos dispuestos a conservar áreas naturales, miembros de la realeza europea y asiática empeñados en proteger animales en vías de extinción... Este es el panorama que muestra la llamada farándula ecológica .

24 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Para algunos, una forma de crear imagen y, para otros, un serio compromiso con la lucha por salvar a nuestro planeta del caos ambiental.

Una de las más destacadas exponentes del jet-set verde es la diva francesa Briggitte Bardot, ex esposa del director Roger Vadim, quien durante la década de los sesenta y setenta se convirtió en uno de los símbolos sexuales del cine mundial. Hoy en día la Bardot, quien se niega a hacerse cualquier tipo de cirugía plástica para disimular el paso de los años, es una de las principales líderes de la campaña contra el maltrato de los animales.

La protagonista de Y Dios creó a la mujer es una enemiga declarada de los fabricantes de abrigos de piel, de los comerciantes de fauna silvestre, y de los laboratorios médicos y cosméticos que realizan crueles experimentos con animales. En estos momentos la afamada actriz europea colabora con Greenpeace en la protección de las focas bebés masacradas por los cazadores canadienses y noruegos.

La versión latina de Bardot es la hermosa actriz brasileña Cristiana Oliveira, quien, cubierta únicamente por una camiseta, promueve en su país la protección de las tortugas marinas.

Otras figuras del celuloide que se han declarado abiertamente ecologistas son los actores norteamericanos Harrison Ford y Steven Seagal.

Harrison Ford, conocido por su interpretación del arqueólogo aventurero Indiana Jones, colabora con la organización Conservation International presentando, sin cobrar un sólo dólar, sus documentales sobre la selva tropical húmeda. Por su parte, Steven Seagal conmocionó al movimiento medioambiental del mundo con la realización de su película Territorio Salvaje, en la cual presenta la historia de un ex agente de la CIA que se enfrenta a una compañía petrolera contaminante en Alaska (cualquier parecido con el caso del Exxon Valdez es pura coincidencia). Los ecologistas criticaron el estilo estereotipado de Seagal pero reconocieron que su monólogo al final de la película es una verdadera joya de la oratoria verde.

Música para animales racionales Muchos de los actuales intérpretes del género pop rock colaboran con el movimiento Greenpeace para difundir el mensaje en favor de la conservación del planeta. Es el caso de U2, Talkin Heads, Simple Minds, Dire Starits y Peter Gabriel, este último también involucrado en la causa mundial en pro de los derechos humanos.

Con el fin de promover el uso de energías no contaminantes otros astros de la música moderna como UB 40, R.E.M., Midnight Oil, PM Dawn, Annie Lennox, Brian May, The Soup Dragons, Sonic Youth, L7, Disponsable Heroes y Boo-Yaa, grabaron el larga duración Alternative NRG, con el sello discográfico Greenpeace Records. El trabajo fue realizado con el generador solar Cyrus.

Y mientras guitarras eléctricas y baterías suenan en beneficio de la Tierra, el canal musical MTV Europa acaba de inaugurar un informativo ecológico con la asesoría del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que es visto por más de sesenta millones de hogares en el Viejo Continente.

El programa medioambiental del MTV es una recopilación de video clips con noticias ecológicas de última hora. De esta manera los espectadores pueden ver a Madonna junto a los elefantes africanos y las ballenas jorobadas.

Y no se puede olvidar al ex vocalista del grupo Police, el británico Sting, quien se ha convertido en un paladín defensor de la selva amazónica y las comunidades indígenas Yanomanis.

Pero no sólo los plebeyos se preocupan por el bienestar animal y la limpieza de los mares, también varios integrantes de casas reales han tomado sus estandartes familiares para emprender cruzadas ambientales.

Este es el caso del Príncipe Carlos de Inglaterra, un amante de la jardinería y la protección de la naturaleza. El hijo de la reina Isabel tuvo un serio disgusto con la Princesa Diana, en 1991, preludio de la crisis conyugal que se avecinaba, cuando Diana quiso instalar una antena parabólica en lo alto del palacio real, a lo cual se opuso el Príncipe de Gales alegando que era un verdadero adefesio paisajístico.

El heredero al trono de Gran Bretaña no pone reparos a la hora de prestar su imagen pública para la realización de campañas en favor de la protección animal y los bosques naturales de Europa, Asia y América.

Otro de los miembros de la Corona Británica que se identifica plenamente con la causa planetaria es el Duque de Edimburgo, quien ostenta el cargo de Presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Y terminamos el registro de la realeza mundial con la Princesa Chulabhorn Mahidol, hija menor del rey Bhumibhol y la reina Sirikit de Tailandia. La joven princesa posee un doctorado en química orgánica y es una experta en el tema de la biodiversidad. Esta noble oriental representó a su país en la pasada Cumbre de la Tierra de 1992 en Río de Janeiro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.