EL TERRORISMO MADE IN USA

EL TERRORISMO MADE IN USA

A pesar de que las autoridades insisten en que la investigación se encuentra en una etapa preliminar, el arresto de dos sospechosos supuestamente pertenecientes a las Milicias de Michigan en el atentado contra el edificio federal en Oklahoma City y los subsecuentes allanamientos a sedes de la organización, han logrado llamar la atención sobre la posibilidad de que exista un terrorismo doméstico, un fenómeno que hasta hace apenas unos días se creía extranjero e importado.

23 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Timothy McVeigh, 27 años, arrestado 90 minutos después del atentado por manejar muy rápido, a 60 millas al norte de Oklahoma City y Terry Lynn Nichols, quien se entregó en Kansas, son lo que se podría llamar dos típicos estadounidenses, de los que aquí se conocen como WASPS, siglas en inglés para blancos anglosajones protestantes.

Al igual que ocurrió en Tokio hace unas pocas semanas y como ha pasado desde hace décadas en ciudades tan diversas como Londres, Madrid, Belfast y Bogotá, los habitantes de Estados Unidos han despertado a la brutal realidad de que aquí también hay personas y organizaciones lo suficientemente fanáticas como para poner bombas y matar a docenas de inocentes compatriotas.

Grupos de autodefensa Las milicias armadas no son un fenómeno nuevo. De hecho, su existencia está garantizada en la Segunda Enmienda de la Constitución que dice textualmente : Una bien regulada milicia, siendo necesaria para la seguridad de un estado, (y) el derecho del pueblo a portar armas, no debe ser infringido .

Basados en este principio, decenas de organizaciones armadas han surgido en Estados Unidos en los últimos años, estimuladas por lo que ellos llaman la intromisión del Gobierno Federal en los asuntos de las comunidades locales y su violación de las libertades de los individuos.

Estas milicias informales, según son definidas por el Código Legal de Estados Unidos, pueden ser conformadas por cualquier hombre de más de 17 años de edad que, con ciertas excepciones, sean o intenten hacerse ciudadanos.

Se estima que hay milicias organizadas en 30 estados, desde Florida hasta el estado de Washington y células en posiblemente otros diez. El número de sus miembros activos, difícil de calcular, puede ser entre 10.000 y 100.000.

Ideología de las milicias La gran mayoría de ellos están bien armados y atienden regularmente a campos de entrenamiento paramilitar porque la idea es estar preparados para cuando el Gobierno Federal quiera invadir sus localidades, ayudado, según ellos, por las Naciones Unidas y países como China y Rusia.

Las Milicias de Michigan, por ejemplo, afirman tener 12.000 miembros y divisiones, brigadas en 66 de los 83 condados que conforman el estado. Una división está conformada por un número indeterminado de personas que se reúnen periódicamente a entrenar, vestidos de camuflaje y equipados con armas semiautomáticas. Su objetivo es la autodefensa contra su propio gobierno.

He visto la intranquilidad que la gente tiene sobre su gobierno. Ya no es mas el gobierno del pueblo. Es un gobierno de burócratas. Hemos dejado de ser una república. Cuando la gente siente peligro, se juntan para defenderse a si mismos , dijo recientemente a los periodistas Norman Olson, un comandante de las milicias.

Las milicias ciudadanas se sienten amenazadas, entre otras cosas, por la llamada Ley contra el crimen, aprobada por el Congreso el año pasado, que restringe y en ocasiones prohibe la venta de ciertas armas automáticas.

En el oeste estadounidense también se han formado grupos de free men (hombres libres), muchos de ellos apoyados por las autoridades locales, que resisten la propiedad del gobierno federal sobre enormes cantidades de terreno.

Todos los expertos coinciden en afirmar que los eventos ocurridos hace dos años en Waco Texas, donde murieron unas 80 personas en la sede de los Davidianos de David Koresh, ejercieron una influencia importante en la formación de las milicias ciudadanas.

Aunque todavía no existe una organización global que las agrupe a todas, se sabe que sus miembros de encuentran en directo contacto. Según un experto, este es posiblemente el primer movimiento nacional organizado a través de la superautopista de la información, o Internet, con sus propias carteleras.

También tienen programas de radio y televisión propios y numerosas publicaciones clandestinas.

Algunas organizaciones de derechos civiles han tratado de llamar la atención del gobierno federal sobre la relación de las milicias, cuyo postulado fundamental es el derecho a portar armas y a organizarse, y otros grupos más radicales como La Nación Ariana, de supremacistas blancos; Posse Comitatus, un grupo que rehusa a pagar impuestos; y el Ku Klux Klan. Según las organizaciones de derechos civiles, estos grupos, de inspiración neonazi, han infiltrado a las milicias y a otras organizaciones como los que se oponen al aborto y aún a ciertas sectas religiosas de extrema derecha.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.