ARRANCAN CONVERSACIONES EN CHIAPAS

ARRANCAN CONVERSACIONES EN CHIAPAS

La guerrilla zapatista y el Gobierno mexicano se sentaron ayer a negociar la paz en el estado de Chiapas con dos días de atraso sobre la fecha prevista y después de que quedara superado el temor de que el diálogo fuera a fracasar antes de comenzar.

23 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Delegados de ambas partes se sentaron en una misma mesa cuadrada, en un local construido con paneles de madera en la cancha de baloncesto de la población de San Andrés Larraínzar, unos 820 kilómetros al sureste de la capital mexicana.

Las conversaciones debían haber comenzado el pasado jueves, pero la presencia de miles de indígenas simpatizantes de la guerrilla, que ocuparon la plaza central de San Andrés, no fue admitida por el Gobierno, que esperó hasta que se retiraran.

En una misma mesa se sentaron ocho comandantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), representantes de la Secretaría de Gobernación, miembros de una comisión parlamentaria creada para impulsar las negociaciones de paz e integrantes del equipo mediador presidido por el obispo Samuel Ruiz.

El diálogo busca poner punto final a un conflicto que surgió en enero de 1994, aunque desde el 12 de enero del año pasado no se registran combates en la zona gracias a una tregua de hecho que cumplen las dos partes.

Las dos partes, en esta primera reunión, deben ponerse de acuerdo sobre medidas de distensión del conflicto de Chiapas y sobre los mecanismos que regularán las conversaciones de paz, que se pretende se realicen en esta población de Chiapas.

El equipo del EZLN está dirigido por el comandante Tacho integrante de la comandancia general del EZLN.

Tacho era el único de los dirigentes de la guerrilla que acudió a la reunión con el tradicional uniforme guerrillero. Otros dos iban vestidos de blanco, a la costumbre de los campesinos de esta comarca, y los otros cinco llevaban los trajes tradicionales de los indígenas, que incluyen sombreros adornados con cintas de vistosos colores.

Todos los dirigentes de la guerrilla tenían cubierto su rostro con un pasamontañas.

La representación del Gobierno está encabezada por el psicólogo Marco Antonio Bernal, y su brazo derecho es el embajador Gustavo Iruegas, una persona que ha destacado en los círculos diplomáticos por su poder de persuasión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.