LOS MORCILLO ESTARÍAN EN LA LISTA

LOS MORCILLO ESTARÍAN EN LA LISTA

Con máximo celo, la Fiscalía General de la Nación guardaba hasta ayer el nombre de las 12 personas sobre las que pesa orden de captura por el presunto delito de testaferrato, a partir de las pruebas encontradas en allanamientos que se hicieron a mediados de 1994 en Cali y Bogotá, y que el viernes pusieron también en la mira de la justicia penal a nueve congresistas y al Contralor General de la República.

23 de abril 1995 , 12:00 a. m.

Sin embargo, según datos recogidos con diferentes autoridades, tres de cuatro de las órdenes de captura serían contra los hermanos vallecaucanos Julián, Luis Fernando y Tulio Enrique Morcillo Posada. La cuarta estaría dirigida contra el abogado santandereano Eduardo Mogollón Rueda.

Si se produce su captura y posterior acusación en firme, la Fiscalía estaría dando uno de los primeros golpes jurídicos a la estructura financiera que ha distinguido al narcotráfico del Valle.

Según fuentes del organismo investigador, se ha conformado un equipo de contadores e ingenieros de sistemas para analizar los cerca de 5.000 folios que tiene el expediente y los diferentes discos de computador encontrados en los allanamientos.

Hemos detectado dijo la fuente varias empresas que tuvieron una vida efímera. Se conformaron con 200 o 300 mil pesos y rápidamente empezaron a hacer transacciones millonarias. Algunas de ellas ya no existen y nunca cumplieron su razón social .

Esas pistas son las que se investigan para definir el delito de testaferrato, en este caso empresas de fachada para las operaciones del cartel de Cali, que luego hacen de intermediarias para pagar cheques o recibos a terceras personas, por ejemplo.

Morcillo y Exposal Sobre Julián Morcillo se sabe que es economista, tiene 47 años de edad y su cédula de ciudadanía es la número 16.243.393 de Palmira. También se conoció que es propietario de la empresa Exposal de Cali, mediante la cual se realizaron importaciones de equipos y elementos de seguridad para los hermanos Rodríguez Orejuela.

Las autoridades lo señalan como socio mayoritario de Litofarallones, la empresa que donó las camisetas a una lista de políticos que hoy hacen parte de la investigación que reposa en la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, sobre Litofarallones, Carlos Julio Posada dijo alguna vez que aunque sí había enviado algunas camisetas a políticos, ya había quebrado su negocio y no tenía nada que ver con dineros calientes.

Mientras tanto, Exposal es la firma que según la DEA resultó implicada con el tráfico de 5.000 kilos de cocaína en Colón (Panamá), en 1992.

Una oficina de Exposal fue allanada el 12 de julio de 1994 en el local 502 de la avenida 2 norte número 4-38. En el sitio se descubrieron relaciones de pagos y de entregas de cheques. También se hallaron documentos que hacen referencia a Inversiones Santa, de propiedad de los Rodríguez Orejuela.

De igual forma, se encontraron relaciones de facturas pendientes de pago, con copia a Miguel Rodríguez y relaciones de entrega de mensualidades a varias personas. Así mismo, fuentes judiciales informaron que Julián, en compañía de su hermano Tulio Enrique, está relacionado con la Distribuidora Agrícola La Loma Ltda. No se precisaron las funciones que cumple esta distribuidora.

Además, de acuerdo con informaciones de inteligencia, Julián y Tulio Morcillo tendrían alguna relación con un venezolano identificado como Luis Nieto, que es buscado por la Justicia de los Estados Unidos sindicado de ser enlace del cartel de Cali en la ciudad de Miami, Florida.

Además se indicó que durante los allanamientos del Comando Especial Conjunto se encontraron cheques pagados a Nieto por Miguel Rodríguez.

Entre los antecedentes de Luis Fernando Morcillo Posada, está su captura en abril de 1992, por ser el presunto responsable de un cargamento de siete toneladas de cocaína decomisadas en Fort Lauderdale, Florida. Sin embargo, en mayo de ese mismo año fue liberado, al parecer porque se trataba de un homónimo.

El abogado santandereano El abogado santandereano, eduardo Mogollón Rueda, según una escritura de 1993 que reposa en la Cámara de Comercio, figura como miembro de la junta directiva de la distribuidora principal de Drogas la Rebaja, cuyos propietarios según las autoridades son Humberto, Alexandra, Alejandro y Jaime Rodríguez Mondragón, hijos de Gilberto Rodríguez Orejuela.

Mogollón Rueda también aparece como miembro de las juntas directivas de depósito popular de Drogas S.A., Distribuidora de Drogas Cóndor S.A. y Distribuidora Migil Cali S.A., todas presuntas propiedades de los hijos de los Rodríguez Orejuela.

El nombre de Eduardo Mogollón apareció en el allanamiento al edificio Siglo XXI, de Cali. En una libreta de apuntes de Guillermo Pallomari, estaban su nombre y número telefónico. Además, también fue encontrado un documento en fax, firmado por Eduardo Mogollón Rueda, con fecha 15 de marzo de 1994 y dirigido a Pallomari. En este fax se hace referencia de la compra de tres locales comerciales en El Banco (Magdalena), Yopal (Casanare) y el departamento de Arauca.

En otro de los allanamientos del año pasado al edificio Seguros Bolívar, ubicado en la carrera 4 No 12-41, el Bloque de Búsqueda halló documentación de las empresas pertenecientes al Grupo Santa, cuyo propietario, según las autoridades, sería José Santacruz Londoño.

Entre los documentos se hallaron actas de reuniones e informes y traslados de dineros, donde aparecen mencionados Eduardo Mogollón y su esposa María Mercedes Camacho de Mogollón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.