VACUNA CONTRA LA COCAÍNA

VACUNA CONTRA LA COCAÍNA

Los investigadores médicos desarrollaron una vacuna contra la cocaína que según ellos bloquea la euforia que produce la droga. Pruebas realizadas en ratas sugieren que la vacuna reduce el deseo de la cocaína y podría evitar que los pacientes adictos abandonaran su tratamiento o recayeran en el uso de la droga. (VER INFOGRAFIA: COMO PRODUCE EUFORIA LA COCAINA)

18 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Como herramienta social, la vacuna contra la cocaína podría resultar revolucionaria para detener los crímenes y la violencia originados por la adicción a la cocaína en polvo y el crac (cocaína que se fuma en su forma cristalina). Funciona como la vacuna del polio, dijo George Koob, investigador del Instituto de Investigaciones Scripps de la Jolla, California. La vacuna se inyecta y el cuerpo reacciona haciendo anticuerpos. Estos actúan como esponjas para retirar la cocaína del flujo sanguíneo.

Koob y otros dos científicos descubrieron que las ratas inyectadas con la vacuna experimentaban una reducción del 70 por ciento de la cocaína en sus sistemas. Los efectos del medicamento se amplificaron, porque llegó menos cocaína al cerebro de los animales de laboratorio.

Los investigadores dicen que este hallazgo puede ser la primera clave para romper la adicción a la droga. Hasta el momento, los avances en la terapia para tratar la adicción a la cocaína han sido infructuosos. Algunos tratamientos incluyen antidepresivos para combatir las sensaciones de cansancio y de hambre, relacionadas con el retraimiento, pero la mayoría recomienda asesorías sicológicas y no soluciones de tipo químico.

Es algo repentino para la mayoría de los usuarios de cocaína , señaló Bobbe Kelley, siquiatra de planta del departamento de dependencia química del Hospital Henry Ford de Detroit. El crac produce una adicción tan fuerte, que en la comunidad médica existe una urgente necesidad de cualquier herramienta que pueda servir para adelantar la rehabilitación con éxito. El año pasado, por ejemplo, cerca de 17.000 habitantes de Michigan fueron admitidos en hospitales para la adicción a la cocaína en polvo y al crac. Los asesores dicen que la cocaína es particularmente problemática, debido a la cantidad de problemas sociales asociados con esta, dijo Merry Morash, director de la Escuela de Justicia Criminal de la Universidad Estatal de Michigan.

La vacuna tan sólo pudiera ser muy útil, pero probablemente no será efectiva, a menos que sea parte de un plan más grande para el tratamiento. Sabemos que la metadona, utilizada para los adictos a la heroína, no funciona en forma deseable , agregó. Pero algunos asesores se preguntan si una vacuna que reduce los efectos de la cocaína pudiera alentar un mayor uso de la droga. Si la vacuna Scripps, que se discutió recientemente en una conferencia médica en Chicago, actúa únicamente como un freno para la estimulación cerebral, continuó, los usuarios podrían verse tentados a ingerir mayores cantidades de droga para llegar al nivel deseado de euforia.

La experiencia nos ha enseñado que la adicción a la cocaína es mucho más rápida que otras adicciones. Lo que el alcohol hace a un adicto en un período de años, la cocaína lo hace en cuestión de meses, indicó Don Healy, director de la Clínica Eastwood del Hospital St. John en Detroit.

En muchos programas hospitalarios, las tasas de recaída observadas en el primer año del tratamiento están en alrededor del 40 por ciento. Los asesores de drogas dijeron que las tasas para los usuarios de cocaína tienden a ser algo más elevadas.

Los investigadores de Scripps no han probado su vacuna en humanos y ni siquiera le han puesto nombre. Aunque sus hallazgos se publicaron en el ejemplar de diciembre de 1995 de la revista Nature, explicaron que ha habido poca reacción pública frente al hallazgo. Según funcionarios federales del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, el descubrimiento es un emocionante avance en una dirección nueva y muy promisoria para el tratamiento de la adicción a la cocaína.

Koob y otros investigadores dijeron que se requieren mayores pruebas sobre los efectos de la vacuna y la duración del tratamiento, antes de que los reguladores federales puedan aprobarla para su uso público.

Funcionarios del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos calificaron el descubrimiento como un avance emocionante .

Los Angeles Times Syndicate Asesoría: Germán Muñoz W., director científico de Fundar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.