NUEVO MÉTODO PARA HACER MAPA DEL CEREBRO

NUEVO MÉTODO PARA HACER MAPA DEL CEREBRO

Un siquiatra presiona un dispositivo manual sobre el cráneo del paciente. Suena un chasquido y el paciente siente lo que se ha descrito como una sensación de arañazo o de que su piel es levantada . Por lo general esto no es muy desagradable, pero las experiencias extrañas pueden continuar. (VER INFOGRAFIA: LOS CAMPOS MAGNETICOS DEL CEREBRO)

18 de junio 1996 , 12:00 a. m.

El dispositivo, un magneto fluctuante poderoso, puede producir sensaciones físicas o emocionales dependiendo del sitio del cráneo donde sea puesto, dicen los investigadores.

Moviéndolo de la oreja izquierda hacia atrás semeja la sensación de movimiento del pulgar. Colocado sobre la parte posterior izquierda del cráneo hará percibir un enorme punto ciego (sin imágenes) en el ojo derecho.

Dependiendo de si se coloca sobre la ceja izquierda o derecha. producirá varias horas de tristeza o felicidad. Así mismo, los científicos dicen que el magneto ha aliviado temporalmente la depresión, disminuido el temblor intencional de los pacientes con enfermedad de Parkinson y eliminado el dolor de la extremidad fantasma en casos de amputaciones.

La técnica llamada Estimulación Magnética Transcraneal o TMS (por sus siglas en inglés) está siendo usada por un grupo pequeño de neurólogos y siquiatras alrededor del mundo como herramienta de investigación y se muestra prometedora en dos áreas.

En primer lugar, puede ayudar a hacer el mapa del cerebro normal. La estimulación magnética produce parálisis funcional temporal de pequeñas regiones de tejido cerebral. Esto permite a los científicos localizar muchos comportamientos, sentimientos, sensaciones y centros de humor.

En segundo lugar, la técnica podría también ayudar a tratar ciertos desordenes mentales. Los investigadores que usan la técnica dicen que el magneto literalmente activa regiones perezosas, en forma similar a la terapia de electrochoque, restaurando la función normal durante unas horas o por semanas.

Los científicos recalcan, sin embargo, que el TMS es eminentemente experimental y si se usa incorrectamente pueden inducir convulsiones en gente saludable.

La técnica explota el intercambio natural entre magnetismo y electricidad, que se utiliza también para levantar automóviles completos en depósitos de chatarra y en la generación de corriente para el encendido de motores de combustión interna, dice el Doctor Mark George, un experto en imágenes cerebrales de la Universidad Médica de Carolina del Sur en Charleston.

La Estimulación Magnética transcraneal aprovecha que las neuronas son esencialmente dispositivos eléctricos diminutos. Cuando una célula nerviosa es activada, se genera un flujo de electrones a lo largo de su eje, que al llegar al extremo del nervio inducen la liberación de químicos que pasan a las células nerviosas vecinas. Esto estimula a dichas células para que enciendan una corriente eléctrica y el proceso continúe, llevando mensajes codificados a todo el cerebro.

Hace cerca de diez años, físicos británicos diseñaron una manera de introducir energía magnética al cerebro de tal forma que generara corrientes eléctricas dentro de las células nerviosas, dice George.

Ellos pasaban una fuerte corriente eléctrica a través de una bobina de alambre, prendiéndola y apagándola cada diezmilésima de segundo para producir un campo magnético rápidamente fluctuante, que traspasaba el cuero cabelludo y el cráneo y entraba al cerebro.

Estos campos magnéticos cambiantes generan el flujo de electrones. A pesar de que las células nerviosas son estables, los campos magnéticos cambian con la suficiente rapidez para inducir un flujo de corriente en forma natural, afirma George.

Los campos generados pueden penetrar una pulgada en el cerebro. Esto es suficiente para alcanzar todas las capas importantes de la corteza cerebral, dice él.

Todos los resultados son preliminares y hasta ahora la técnica ha sido usada solo en un número muy pequeño de pacientes con desordenes cerebrales.

El reto está en encontrar los puntos claves del cerebro de cada persona, así como la dosis correcta para la estimulación magnética. Ello se podría combinar con drogas y otros tratamientos ya conocidos y por conocer, sostienen los expertos.

Los Angeles Times Syndicate Aseosría: Miguel Dávila, neurólogo de la Fundación Santaf

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.