LA REALPOLITIK

Por error en la recepción del fax, al artículo de Juan Manuel Santos, bajo este mismo título, publicado ayer, le faltó el texto de una hoja, el cual publicamos a continuación:

22 de abril 1995 , 12:00 a. m.

El interés nacional y la prioridad de nuestra política exterior debe centrarse en la desactivación de esa bomba de tiempo que se está construyendo en los predios del Tío Sam contra Colombia. Entre otras razones, porque también ha servido de estímulo a nuestros contradictores en otros frentes. Venezuela y Nicaragua son buenos ejemplos.

Arroparnos en el tricolor nacional y asumir la política del avestruz por bien que nos haga sentir y por más aplausos que genere dentro de nuestras fronteras sirve poco.

El Gobierno norteamericano no es monolítico. Se compone de numerosos compartimentos, muchas veces antagónicos entre sí. Hay que trabajarlos todos al mismo tiempo para producir resultados. Hay que ser persistentes y convincentes. Y hay que dejar a un lado la arrogancia porque, como bien lo recuerda el profesor Roger Porter, una de las grandes autoridades en el modo como funciona el gobierno gringo, ésta solo produce sonrisas de desgreño y de desprecio. Más ahora, cuando desapareció la Union Soviética.

La prensa norteamericana se puede volver aliada o enemiga. Es cuestión de manejo. La única regla de oro eso lo sabe cualquier periodista es no mentirle ni retarla a divulgar sus fuentes. Ni siquiera Nixon se atrevió a semejante despropósito cuando lo estaban tumbando.

La realpolitik aconseja entonces cabeza fría y pragmatismo sin renunciar, por supuesto, a defender la dignidad nacional y el honor patrio. No son excluyentes. Pero se necesita una diplomacia inteligente y efectiva para entender esto. Y eso es lo que necesita el presidente Samper con el apoyo de todos los colombianos: una diplomacia más efectiva, respaldada por políticas internas que le den credibilidad a su política exterior.

Porque no hay que olvidar que, más que el senador Helms, el verdadero enemigo es el crimen organizado: el gran responsable de que la reputación de millones de colombianos honestos se encuentre en la picota pública internacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.