TRES TRISTES TEMAS

TRES TRISTES TEMAS

La maldita bomba en Oklahoma, que se llevó en un instante una guardería infantil, y a muchos adultos, nos hace humedecer el alma. A quienes todas las mañanas les colocamos el uniforme de cuadritos a nuestros hijos y los despedimos en la puerta de los jardines, nos causó escalofrío. Con hechos así cómo diablos puede uno arrancar una sonrisa? Sinembargo hay que sacar fuerzas, al pensar que al Cielo han ascendido casi 40 angelitos, que quizá se libraron de ver tanto horror en esta tierra de locos. Ya Dios los habrá recibido en su jardín infantil, con un trajecito blanco.

22 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Hablemos de una tragedia menor: la que protagoniza la selección Colombia. Integrada por jugadores que cantan el Himno Nacional masticando chicle, y que no sienten la responsabilidad de vestir la camiseta de Colombia. Que reparten balón más lentos y erráticos que el Correo Nacional. En el último partido dejaron ver menos amor a la patria que el cura Pérez. No entienden que cuando a uno le dan el honor de vestir la camiseta de la Selección es para morir con ella. Eso es, claro está, cuestión de educación. Pero qué se puede esperar si el técnico es un tipo que intercala insultos entre avemarías.

Pero ya que de mal hablados tratamos, voy a referirme a algo más grato, como es el Día del Idioma, que se celebra mañana, fecha en que expiró en Madrid el más grande hombre de las letras, don Miguel de Cervantes. El Manco de Lepanto, quien nos legó la obra cumbre de una de las lenguas más ricas, pero también más complejas y maltratadas. Aún hay muchos que por confusión de significado, dicen unas barbaridades monumentales. Veamos: A un famoso ciclista, El ñato Suárez, le preguntaron una vez sobre cómo iba a enfrentar ese día la etapa. Respondió que simplemente estaría a la despectiva. Los demás ciclistas también estaban a la expectativa y casi no les puede ganar.

Hace un par de meses, cuando Bogotá era tierra caliente, un acalorado amigo dijo que estaba haciendo un soborno insoportable. Con ello sí que se debió abochornar Cervantes.

Y por los lados de la burocracia, un nuevo empleado con carro y conductor le comentaba por teléfono a su novia que el gobierno lo había dotado de un chevrolet Suin. Si los de la Swift lo hubieran escuchado le quitan el carro.

Y por último, en una cancha de tejo, el capitán de un equipo hizo vaca para pagar la cerveza. Como no alcanzó la plata, él les dijo a sus compañeros que dejaran así, que él colocaba el antecedente. Por falta de espacio no incluo, como decimos en Suaita, todos los casos que conozco. Feliz Día a los valiosos lingistas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.