DESDE EL PAGO DE UNA MULTA HASTA LA MUERTE PROFESIONAL

DESDE EL PAGO DE UNA MULTA HASTA LA MUERTE PROFESIONAL

Estos son algunos de los casos fallados por la Sala Disciplinaria del Consejo Superior y que demuestran, en la práctica, a qué se exponen abogados y jueces que no cumplan con su labor:

17 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Dos meses de suspensión en el ejercicio de la profesión debió pagar el abogado BBB por engañar a su cliente. Sin ninguna autorización, el profesional utilizó en su provecho los 2 millones de pesos pactados como arras en una promesa de compraventa. El encargo sólo era el de elaborar una minuta. La Sala Disciplinaria lo sancionó por mala fe y utilizar los dineros recibidos de otras personas por cuenta del cliente en provecho propio o de un tercero .

Un año debió permanecer inactivo el abogado JMGV por un fallo de la Sala Disciplinaria. El profesional, como representante legal de una compañía de chepitos , le hizo la vida imposible a una arrendataria por una deuda de $33.000. Ella formuló la queja y, en consulta, la Sala lo sancionó por participar en negocios incompatibles con el respeto que exige la abogacía.

El abogado AAA deberá dedicarse a otro oficio. Un ciudadano le otorgó poder para que le tramitara ante los juzgados laborales el cobro de sus prestaciones sociales. De modo clandestino y a sus espaldas, AAA pactó con la empresa a la cual perteneció su cliente, no le informó sobre el trámite del proceso y tampoco le entregó el dinero recaudado: $1 400.000 pesos. El pasado 23 de mayo, la Sala lo excluyó de la profesión por retener los dineros recibidos de otras personas por cuenta del cliente y no rendir oportunamente al cliente las cuentas de su gestión .

La misma suerte corrió el abogado CCC. Ante un ciudadano se comprometió a tramitarle la visa de los E.U. y le recibió $500.000 para la gestión. CCC tardó 25 meses para entregarle el dinero a su cliente y sólo lo hizo después de un proceso disciplinario. Lo que el particular no sabía era que la visa la podía obtener directamente. La Sala Disciplinaria del Consejo de la Judicatura lo excluyó por faltas contra el decoro, la honradez y la diligencia profesional.

Una multa debió pagar el Juez Civil Municipal de XXX por no haberse declarado impedido en un proceso. Un abogado formuló queja disciplinaria en su contra porque el juez adelantaba expedientes de su abogado personal. La Sala lo sancionó por no declararse impedido cuando tenía la obligación legal de hacerlo .

Treinta días permaneció suspendido un juez del Valle por no fallar una tutela en 10 días, como lo fija la Carta. La Sala Disciplinaria dijo que los servidores están obligados a cumplir los términos en los procesos y velar por la buena prestación del servicio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.